Omar Sánchez, pareja de Anabel Pantoja, ganó la prueba de apnea con una cifra sorprendente, sin embargo, tiene un problema de salud que se lo complicó.


Este jueves Omar Sánchez sorprendió a la audiencia con su gran destreza bajo el agua. El joven tiene una gran capacidad de superación y así se hizo evidente una vez más en la prueba de apena en la que resultó ganador frente a Valeria. La pareja de Anabel Pantoja ganó la recompensa para su equipo, un tiramisú que sus compañeros agradecieron enormemente. Muy orgullosa del dato conseguido, la sobrina de Isabel Pantoja ha revelado que el canario tiene un problema de salud que podría haberle puesto mucho más complicada la prueba.

Telecinco

A pesar de que Omar practica mucho deporte acuático, Omar tiene un defecto en su oído que no le ayudó para nada en la apnea. «Tiene perforado el oído y le cuesta mucho trabajo mantenerse debajo del agua». Y es que el joven «utiliza tapones personalizados de estos que están hechos a tu medida» y que «estando debajo del agua a él le duele el oído», razón por la que se ha mostrado todavía más feliz por él. Esta revelación ha llegado después de que Kiko Matamoros insistiera en que tenía ventaja al trabajar en su día a día en el agua: «El que bucea y el que está entrenando tiene su ventaja en eso». Aunque él reconoce que su marca era increíble y que había que aplaudirlo, considera que manejarse como pez en el agua en este caso le había ayudado. No obstante, Anabel lo negaba: «Me siento súper orgullosa, no tiene nada que ver que Omar sea acuático en el sentido de los deportes».

Telecinco

Mientras Valeria aguantó casi dos minutos dentro del agua, Omar superó esa cifra y aguantó más que su compañera, dejando a todos sin palabras. La propia Lara Álvarez no dio crédito a lo que estaba viendo y así lo hizo saber: «Madre mía, lo que acabamos de ver». Una reacción que también tuvieron sus compañeros en Honduras, quienes aplaudieron sin cesar al futuro marido de Anabel Pantoja. «Vaya crack, bravo», repitieron sin cesar. 

Telecinco
Esta actitud fue completamente diferente con Valeria, prueba de ello, cómo se comportaron los compañeros de la italiana después de que ella perdiera. «Cuando me he sumergido he tragado agua y por eso no he aguantado. Normalmente hago dos minutos más«, se excusó Valeria. Sin embargo, ellos la recriminaban que se hubiera vendido como la mejor cuando poco después perdió. «Ella ha entrado diciendo que aguantaba más de tres minutos y que era la campeona de Italia. Yo aguanto al menos dos…«, dijo Carlos Alba indignado. Pudieron probar los restos que a los ganadores no les dio tiempo a comer, unas sobras que no pudieron satisfacer su hambre y que tampoco les quito su enfado.