La fiesta de ‘Supervivientes’ se terminó celebrando, aunque de una manera muy diferente a la de otras ediciones. Eso sí, sin respetar las medidas de seguridad.


El pasado jueves se celebró la final de ‘Supervivientes’ más atípica de la historia de este reality. La crisis del coronavirus hizo que los últimos concursantes tuvieran que volver de Honduras a España deprisa y corriendo ante el miedo de que tuvieran que hacer una cuarentena de 14 días tras la vuelta del extranjero.

Con un final de concurso de lo más extraña, Jorge Pérez se convirtió en el más que merecido ganador de ‘Supervivientes’ contra Ana María Aldón. La noche del jueves se vivieron muchas emociones. La situación del país parecía impedir que los concursantes y todo el equipo del programa pudiera celebrar una fiesta como la que nos tenían acostumbrados en otras ediciones.

Madrid, que es donde se encuentran las instalaciones de Mediaset, en ese momento se encontraba todavía en la fase 1 de la desescalada, por lo que se podían celebrar reencuentros o quedadas, pero con un máximo de 10 personas. Cuando pensábamos que no podía celebrarse nada por este motivo, la cadena organizó una fiesta, en la que por supuesto no se respetó ni el número máximo de personas y tampoco las distancias de seguridad.

La fiesta posterior a la gala final se celebró en una de las salas del complejo ‘La Cigueña’, donde los finalistas han pasado los días previos a la gala. Se trata de un ‘resort’ en plena naturaleza ubicado en el municipio de Arganda, en Madrid, dentro del Parque regional del Sureste.

Omar Montes mostró la fiesta por dentro

Desde allí, Omar Montes, que entregó el premio de 200.000 euros a Jorge Pérez por haber sido el ganador de la anterior edición, no dudó en acudir a esta fiesta. Desde allí quiso compartir algunos de los momentos que vivieron, demostrando que no hubo ni mascarillas ni tampoco se respetaron las medidas de seguridad vigentes para evitar los contagios por el coronavirus.

A través de su Instagram Stories, el exitoso cantante enseñó cómo disfrutaron de una noche de lo más especial. Con vídeos, vimos que Jorge y Barranco mantienen una relación de amistad increíble tras su paso por el programa. De hecho, no pararon de hablar durante toda la noche.

Vimos también muy feliz a Lara Álvarez. La presentadora de televisión se volvió de Honduras junto a los concursantes, con los que hace cada año muy buena relación. No paró de bailar durante toda la noche y Omar quiso dejar constancia de este hecho. Además, el cantante tuvo la oportunidad de estar un ratito también con Elena, la madre de Adara Molinero.