La conocimos por su papel en la serie ‘Suits’ para poco después convertirse en la esposa del príncipe Harry, hijo menor del rey Carlos III y de Diana de Gales, y pasar a formar parte de la familia real británica. Han sido años convulsos para la pareja y para su relación con la familia de Harry pero Meghan ha sabido capear los malos tiempos cuidándose mucho y enfocándose en su marido y sus hijos al otro lado del charco. Estos son los hábitos saludables que ha seguido la duquesa para mantenerse en plena forma y sentirse en armonía con ella misma y su entorno.

La dieta saludable de Meghan Markle

Meghan aboga por la nutrición sana y consciente y sigue una dieta principalmente basada en plantas o plant base. Durante la semana, opta por menús veganos, lo que implica que evita productos animales como la carne y los lácteos. Esta elección no solo es una preferencia personal, sino que también se alinea con su apoyo a la sostenibilidad y el bienestar animal. También ha trascendido que la duquesa de Sussex limita su consumo de gluten, lo que le ha ayudado a sentirse más ligera y enérgica.

Diana de Gales

También te interesará

Así se cuidaba Lady Di: los hábitos saludables de la inolvidable princesa de Gales

A pesar de su enfoque en la alimentación saludable, Meghan también cree en la importancia del equilibrio. Se permite disfrutar de sus comidas favoritas y trata de no privarse de los placeres culinarios, especialmente durante los fines de semana o en ocasiones especiales. Este enfoque equilibrado le permite mantener una relación saludable con la comida y su cuerpo.

Meghan Markle

Gtres

Este método de nutrición consciente o Mindful eating lo siguen otros rostros conocidos como Helen Lindes y Sara Carbonero ya que es una forma muy saludable de relacionarse con la comida y escuchar las necesidades reales del cuerpo. No se trata de restringir alimentos o seguir dietas estrictas, sino de entender el hambre real frente al hambre emocional y aprender a identificar las señales de saciedad que nuestro cuerpo nos envía.

Al hacerlo, podemos evitar comer en exceso y elegir alimentos que realmente beneficien nuestra salud. Además, este método ayuda a reducir el estrés y la ansiedad asociados con la alimentación y puede ser un aliado en la prevención de trastornos alimentarios.

Sara Carbonero

También te interesará

Mindful Eating, el método infalible de Sara Carbonero para llevar una dieta más sana

La rutina de ejercicios de la duquesa de Sussex

Meghan Markle ha sido una entusiasta del yoga desde su juventud, influenciada por su madre, que es instructora de yoga. La práctica regular de yoga le ha proporcionado flexibilidad, fuerza y serenidad.

Las distintas asanas o posturas de yoga trabajan diferentes grupos musculares, mientras que las técnicas de respiración y meditación contribuyen a una mayor conciencia corporal. Además, el yoga puede ser beneficioso para la salud de las articulaciones, aumentar la circulación sanguínea y ayudar en la desintoxicación del cuerpo.

Desde el punto de vista mental, el yoga es conocido por su capacidad para reducir el estrés y la ansiedad. La práctica regular del yoga fomenta un estado de relajación y calma, lo que puede llevar a una mejora en la calidad del sueño y a una reducción en los niveles de estrés. La conexión entre la mente y el cuerpo que se cultiva a través del yoga también puede mejorar la concentración y la claridad mental, lo que es beneficioso en la vida diaria y en la toma de decisiones.

reinas

También te interesará

De Carolina de Mónaco a la reina Letizia, así se cuidan las ‘royals’ europeas

Otros ejercicios que suele practicar la duquesa de Sussex es el baile y también el boxeo, ambas actividades forman parte de su entrenamiento habitual, ofreciéndole una variedad que mantiene su rutina fresca y estimulante. El baile le ayuda a mejorar la coordinación y el equilibrio, mejora también la memoria y además es muy divertido. El boxeo le ayuda a trabajar la fuerza, liberar tensiones y mejorar la resistencia y la salud cardiovascular. Le encanta hacer running, es una actividad que le aporta una agradable sensación de libertad y le aporta mucha claridad mental.

Meghan Markle

Gtres

Meghan y la salud mental

La esposa del príncipe Harry ha hablado abiertamente sobre la importancia de cuidar su salud mental. Ha adoptado prácticas como la meditación y la atención plena para mantener su mente en paz y centrada.

Al centrar la atención y eliminar el flujo de pensamientos agobiantes que pueden estar causando estrés, la meditación puede llevar a un estado de calma y equilibrio que beneficia tanto la salud emocional como la salud general. Además, la meditación mejora la concentración y la atención. Practicarla regularmente puede ayudar a enfocar la mente y aumentar la eficiencia en las tareas diarias. Esto se debe a que la meditación entrena al cerebro para mantener la concentración en una sola tarea a la vez, lo que puede ayudar a mejorar la memoria y el rendimiento cognitivo.

La duquesa ha enfatizado que el autocuidado es fundamental para su bienestar general, y se toma el tiempo necesario para desconectar y recargar energías cuando es necesario. Algo importantísimo para mantener una vida tranquila y feliz al lado de su marido y sus hijos.