Los últimos días han sido especialmente complicados para el clan Pantoja. Especialmente para Kiko Rivera. Sus incendiarias palabras contra Chabelita han recrudecido la guerra familiar. El pasado miércoles, el DJ celebraba su 38 cumpleaños sin el apoyo de los suyos. Acompañado de su mujer, de sus dos hijas y de un pequeño grupo de amigos, festejaba su aniversario sin tener noticias de su madre ni de su hermana. De los suyos, la única en mandarle un mensaje de felicitación fue Anabel Pantoja. Un día después, el músico ha reconocido sentirse mal por la situación que él mismo ha desatado. Ha vuelto a mandarle un segundo mensaje de WhatsApp a Isa para pedirle disculpas, pero esta sigue sin darle respuesta.

Ante esta tormenta de dimensiones históricas, llama la atención que tanto Kiko como Irene hayan decidido, casi a la vez, lanzar sendos proyectos empresariales. El primero en hacerlo fue el músico. Hace 24 horas lanzaba una tienda online de moda de estilo urbano -con la web a medio terminar-. El jueves le ha tocado el turno a su mujer, quien acaba de lanzar una tienda de bolsos. 

«Por fin puedo contaros que VAROI se hace realidad», comienza diciendo la andaluza en el perfil oficial de Varoi, su nueva marca de moda. «Llevo mucho tiempo dándole vueltas a la cabeza y hoy es el día de presentaros esta tienda online que he creado. Será por el momento una tienda online de bolsos, un complemento ideal y muy necesario para las mujeres y muchos hombres, así que poco a poco iré subiendo todos nuestros productos», dice. «No sé el tiempo que durará está aventura, espero que mucho, pero lo que sí estoy segura es de la ilusión tan grande que tengo. Gracias siempre y en muy poquito estamos en funcionamiento absoluto. Os mando un besazo enorme de todo el equipo de VAROI».

El primero en aplaudir su iniciativa ha sido su marido. «Qué orgulloso estoy de ti mi amor», le ha escrito a través de Instagram. Resulta curioso que el matrimonio se haya animado a lanzar sus respectivos proyectos empresariales casi a la vez. Después de la polémica de su firma ‘Kantora is mine’ (Cantora es mía), que ha pasado a llamarse ‘Kmine‘ dejando de lado las polémicas familiares en sus negocios, Kiko acaba de lanzar su segunda marca de ropa. su nueva firma lleva por nombre Zeeroxx, y ofrece prendas tanto para hombres y mujeres. Con su tienda online ya disponible, -aunque aún en construcción- el sevillano ha elegido poner a rodar este nuevo proyecto profesional el mismo día que cumplía los 38 años. «Os presento mi nueva marca a partir de estos momentos @zeeroxx_oficial Este año todos somos #zeeroox 🔥🔥», escribía en sus publicaciones de Instagram.

Irene, por su parte, ha hecho algo similar. La web de su recién estrenada tienda online aún no está lista, pero ella ha querido calentar motores en las redes para ir abriendo boca entre su legión de seguidores. A los pocos minutos de abrir el perfil oficial de su nueva tienda, esta ya acumulaba un total de 4.000 ‘followers’. Una cifra que, seguro, crecerá como la espuma en los próximos días.

Isabel Pantoja
Telecinco

La ilusión del matrimonio ante sus facetas como emprendedores contrasta enormemente con la tristeza que ha dejado entrever Isabel Pantoja en las que han sido sus primeras declaraciones tras nueve meses de silencio en Cantora. «Ahí ando, no es fácil… Con lo de mi madre no lo estoy pasando bien. Lo que menos ganas tengo es de hablar», ha reconocido.

«Tengo profesionales que me ayudan», ha confesado Isabel Pantoja

Tras la muerte de doña Ana, el pasado mes de octubre, la artista no levanta cabeza. Su duelo, sumado al hecho de que no tiene relación con sus hijos, la han llevado a pedir ayuda a profesionales para poder hacer frente a todo. «Tengo profesionales que me ayudan. Y no te preocupes, cariño, porque la ayuda, pues eso, los fans me quieren, por eso no tengo ninguna duda, ese cariño está ahí y esa energía positiva me llega… Tengo cosas buenas en mi vida», ha dicho en una breve entrevista telefónica que se ha emitido en televisión.

«No me ha gustado nunca la violencia, por eso no tengo redes ni nada de eso. No he legado ni a aprender siquiera. Pero siento que la gente me quiere», ha destacado la tonadillera. De momento, confía en lo que le depare el destino y cree que el karma siempre vuelve: “Sí, hay veces que se ve y otras que no, o llega más tarde de lo que una quisiera, a lo mejor. Lo que tenga que pasar va a pasar”, ha reconocido, con la voz abatida.