Estudiante de Derecho, colaboradora de televisión y una orgullosa mamá del pequeño Albertito. A sus 26 años, Chabelita Pantoja ha demostrado ser una mujer con las ideas claras y unos objetivos concretos en la vida. La hija de Isabel Pantoja regresa semanalmente a Madrid para cumplir con sus compromisos profesionales, pero su casa está en El Puerto de San María. Es el municipio gaditano donde verdaderamente ha creado un hogar junto a su prometido, Asraf Beno. La pareja lleva años residiendo en este luminoso ático junto al hijo de la joven. Te mostramos algunas de las estancias de la vivienda.

Chabelita Pantoja
Instagram

Se trata de un espacioso dúplex que en la parte inferior alberga las habitaciones, la cocina y el salón. La superior está destinada a una gran terraza y una zona perfecta para la desconexión y el ocio. En la misma ha instalado un lugar de trabajo y un gran sofá para olvidarse de la rutina. Aunque ella misma ha confesado que en pocas ocasiones sube al segundo piso de su vivienda. El día a día lo hace, primordialmente, en la primera planta. Aquí cuenta con una sala de estar perfecta para recibir visitas en la que ha colocado dos cómodos sofás.

El luminoso dúplex de Chabelita Pantoja

La decoración es sencilla y apuesta por una paleta de colores neutros, también por la funcionalidad máxima de todas las estancias. Aunque cabe destacar que tiene un enorme retrato del pilar fundamental de su vida. Su madre, Isabel Pantoja, está muy presente en el salón. La cocina es blanca con encimera a tono. Dispone de distintos elementos rojos que dan ese toque de contraste a veces necesario. Es aquí donde la colaboradora se afana en los fogones, otra de sus pasiones. Y es que le encanta cocinar en familia, sobre todo, si lo hace con su pequeño.

Chabelita Pantoja
Instagram

El cuarto de su hijo es blanco y muy sencillo. Ante todo ha querido que sea funcional en el que Albertito, de 7 años, cuenta con los elementos imprescindibles para jugar, pero también para aprender. Una pizarra, una zona de almacenamiento de juguetes y un escritorio. La habitación principal sigue la misma línea, sin demasiados objetos de decoración, pero donde destacan dos grandes jirafas en tono plata.

La estancia joya de la casa es, sin duda, su gran terraza ubicada en la planta superior. Un amplio solarium donde ha colocado césped artificial. Dispone de distintas tumbonas para broncearse y evadirse por completo de los estudios, el trabajo y los distintos problemas familiares que han sido muchos en los últimos años. Justo en este lugar es donde tiene una habitación interior cubierta donde ha incluido una zona de trabajo. También una sala de estar destinada principalmente al esparcimiento. Por su amplitud es perfecta para recibir familiares y amigos.