Aunque son muy buenos amigos, Jorge Javier Vázquez y María Patiño están teniendo varios encontronazos que podrían poner en peligro su amistad. ¿Es todo una broma o detrás de esto hay algo de verdad?


¿Entre broma y broma, la verdad asoma? Eso es lo que podrían pensar muchos seguidores de ‘Sálvame’, que llevan varios días viendo en el plató del programa de Telecinco una batalla entre Jorge Javier Vázquez y María Patiño que está siendo alimentada cada día por los protagonistas. Eso sí, todo apunta a que podría ser una broma.

Este pasado martes, volvía un nuevo capítulo de esta historia. Jorge Javier Vázquez le hacía saber a María Patiño que había tomado la decisión de bloquearla en WhatsApp, la aplicación de mensajería instantánea, tan usada por todos los españoles. El hecho de bloquear a una persona en esta aplicación implica no poder recibir mensajes por parte de esa persona.

«Por ahora no la voy a desbloquear», le decía el presentador a María, que se quedaba muy sorprendida con Jorge Javier, a pesar de que le hacía saber que no pasaba nada. «Pues ahora te voy a bloquear yo…», le comentaba cogiendo su móvil en pleno directo en el plató de ‘Sálvame’.

Jorge Javier, que parecía haber planeado todo para ver cómo reaccionaba María Patiño, le decía: «Pero ayer me tenías bloqueado cariño… ves cómo se coge antes a un mentiroso que a un cojo…», le recriminaba el presentador. «Ya está, nos tenemos bloqueados, pero ¿podemos hablar igualmente no?», se preguntaba, a lo que el catalán decía «claro que sí».

Por ahora -o por lo menos según han dado a entender en el plató de televisión- Jorge Javier y María Patiño siguen sin tenerse desbloqueados en WhatsApp, un detalle que podría poner en peligro la amistad que tienen desde hace muchísimos años. Aunque sea una broma, si siguen así, esta relación podría acabar mal, algo que suponemos que a ellos no les gustaría.

Jorge Javier Vázquez y María Patiño siempre han presumido de tener una relación estupenda. De hecho, durante las operaciones del presentador, fue la colaboradora y presentadora de televisión una de las primeras en acudir al hospital para estar a su lado en estos momentos tan delicados. Por esto, esta batalla podría ser solo momentos de broma que tienen entre los temas que tratan en el plató.

A principios del pasado mes de diciembre, María le dedicaba un bonito mensaje a su compañero y amigo: “No sé cómo decírtelo, pero Jorge, tienes tantos motivos para ser feliz…”, le recordaba María Patiño a Jorge Javier Vázquez, justo unos días después de su operación, cuando ya se encontraba en casa tratando de recomponerse tras la operación y el miedo por el que pasó.

La presentadora no pudo evitar emocionarse al hablar de su amigo durante el programa, tratando de transmitirle el afecto que les une y, de paso, que son muchos los que sienten lo mismo por él, porque es muy afortunado por todas las personas que están orgullosas de estar a su lado.

Hay que recordar que hace apenas unos días, María Patiño se sinceraba con su gran amigo en pleno directo. Nada más arrancar el programa confesaba que su estado de ánimo no estaba por las nubes. «Estoy últimamente así. Estoy muy revuelta. No es miedo, no tengo miedo ni cuando salgo a la calle. No tengo miedo al contagio. Tengo una sensación de no sentirme segura, de inseguridad, de no saber quién me cuenta la verdad y de poca fe», decía. Su confesión, a corazón abierto, terminó por hacerla derrumbarse delante de las cámaras y llorar sin consuelo.

A pesar de que su amistad con Jorge Javier no pasa a lo mejor por un buen momento, María Patiño siempre ha encontrado un gran apoyo en el presentador.«Me siento decepcionada con la clase política en general, sin hablar de partidos. Creo que deberían cuidarnos más», reconocía. «Esta sensación de incertidumbre la tengo. No es cuna cuestión de ideología política. Me he criado en una pluralidad política desde que nací en casa», confesaba en el que ha sido el peor día de la cuarentena.

«Cuando vengo al trabajo me cuesta mucho. Después se me pasa. Como que me falta aire. Después me cuesta mucho salir y el hecho de llegar…», relataba, con lágrimas en los ojos. «Siento que estoy haciendo lo que quiero desde mi libertad porque en la productora se han portado muy bien».

¿Conseguirán dejar a un lado esta batalla, aunque sea de broma, y volver a la normalidad en su relación que tantas alegrías nos ha dado? Estamos convencidos de que sí…