Tal y como ha revelado Ana Rosa Quintana, el colaborador llevó a varios de sus compañeros hasta sus respectivas casas tras la histórica nevada de 2021.


El pasado fin de semana, España entera ha sido testigo de una nevada sin precedentes. El temporal de nieve Filomena ha dejado incomunicados a miles de personas, incluidos los rostros más conocidos de la televisión. Es el caso de los trabajadores de ‘El Programa de AR’. Tal y como ha contado Ana Rosa Quintana al terminar su programa este lunes, Joaquín Prat jugó un importante papel al ayudar a sus compañeros el pasado viernes, cuando la borrasca irrumpió con fuerza en nuestra geografía.

Las dificultades de los empleados de Mediaset para volver a casa

Según la presentadora, Prat es un gran conductor sobre nieve y gracias a eso y a que tiene un vehículo preparado para todo tipo de condiciones climatológicas pudo ‘rescatar’ a algunos de sus compañeros y trasladarlos hasta sus respectivas casas. Y es que en la tarde el pasado viernes la magnitud de la nevada que cayó en Madrid fue de tal calibre que muchos empleados de Mediaset se quedaron atrapados.

@joaquinprat

Belén Esteban, que vive en Paracuellos del Jarama, mostraba su preocupación durante la emisión de ‘Sálvame’. Mila Ximénez, por su parte, vivió la vuelta a cada «con verdadera angustia», aunque Kiko Matamoros la ayudó a regresar a su domicilio en su propio coche. Incluso Pedro Piqueras, presentador de Informativos Telecinco, manifestaba su preocupación en directo al no saber cómo retornaría a su domicilio, a las afueras de la capital. «La situación es tal que hay centros de trabajo como este en el que los trabajadores no sabemos siquiera cuándo o cómo podremos salir hacia nuestras casas», decía.

«No sé cómo vamos a salir de aquí», confesaba el propio Joaquín Prat poco después de comenzar ‘Cuatro al día’ el pasado viernes. «Es precioso, pero está provocando problemas en muchas carreteras de la red principal. ¡Mucha precaución!», advertía, y a la vez confesaba que a lo largo de su trayectoria televisiva jamás había visto algo similar. Entonces, la nieve empezaba a cuajar de manera preocupante en las calles, y la situación amenazaba con dejar sin posibilidades de movimientos a muchas personas.

@joaquinprat

Al final, el colaborador no dudó en coger su coche para llevar a muchos de sus compañeros a sus casas o lo más cerca posible del metro, que se convirtió en la única manera 100% segura para trasladarse en Madrid.

El propio colaborador se retrataba junto a la gran nevada caída cerca de su residencia y lo compartía en las redes sociales: «Lo nunca visto en mis 45 años», decía.