Chabelita Pantoja ha viajado de Madrid a Sevilla solo para ver a su hermano, Kiko Rivera, pero este no se ha presentado y al final se ha ido a Cádiz algo desorientada. Vea el vídeo del momento


Chabelita Pantoja estaba emocionada el pasado martes en el plató de ‘Supervivientes’ al poder dar la buena nueva de que su relación con su hermano, Kiko Rivera, está mejor que nunca. Los hermanos parece que han encontrado un nexo de unión inquebrantable, pero quizá vayan a sufrir un bache después del desplante del Dj a su hermana de este jueves, cuando le ha dado plantón en Sevilla, pese a haber quedado en verse y compartir ocio juntos. Aprovechando que las restricciones sanitarias se han relajado en Andalucía y que se permite la movilidad de personas entre sus provincias, Chabelita Pantoja quiso hacerle una visita a su hermano, haciendo parada en la estación de AVE de Sevilla, donde creía que le esperaría Kiko Rivera.

Vídeo: Europa Press

Chabelita Pantoja entendía que era el momento perfecto para mostrarle todo su apoyo a su hermano, que vive una crisis personal ante un conflicto familiar que se atisba largo y agresivo. Además de la demanda que ha interpuesto contra su madre, Isabel Pantoja, para reclamarle judicialmente lo que considera suyo por herencia, también ha emprendido una andadura legal contra su tío, Agustín Pantoja, y ha roto lazos de manera rotunda con su prima, Anabel Pantoja. Un momento delicado en el que Chabelita Pantoja ha querido estar presente, para hacerle ver que no está solo. Eso sí, al final la que se ha quedado sola en la estación de AVE ha sido ella, que no sabía muy bien qué hacer cuando se topó con la prensa y el plantón de su hermano.

Chabelita Pantoja al final tuvo que volver a coger la maleta y tomar rumbo a Cádiz. Viajó directamente de Madrid a Sevilla tan solo para estar unas horas con Kiko Rivera e Irene Rosales en su casa, pero el desplante de su hermano le dejó sin opciones y finalmente se marchó a su casa de Cádiz. ¿Qué pasará con su cita fraternal? Ella responde, algo despistada ante el plantón, pero tratando de no dejar demasiada constancia de lo que ha sucedido, para no iniciar una nueva batalla mediática y generar más revuelo si cabe.