Los padres de la novia, Bill y Melinda Gates, se han reencontrado tras su divorcio.


A pesar de la estrictas medidas de seguridad que reinaban en la boda de Jennifer Gates y el jinete de origen egipcio Nayel Nassar el mundo ha podido ver algunas imágenes de este esperado enlace. La hija mayor de Bill y Melinda Gates ha protagonizado un sonado «sí, quiero» que se celebró este mismo sábado en la espectacular finca -propiedad de la heredera- situada en Westchester, al norte del estado de Nueva York. Una celebración no apta para todos los bolsillos, según apuntan los medios estadounidenses, superaría los 1,7 millones de euros. Contó con la presencia de la banda británica ‘Coldplay’, liderada por Chris Martin, que actuó en la recepción.

Gtres

Una gran boda hecha a medida que ha contado con el sello de Melinda Gates quien se ha involucrado en muchos de los preparativos. La novia lució un diseño de alta costura personalizado firmado por Vera Wang de corte clásico, con bordados en el cuerpo y larga cola, para la ceremonia civil. Los novios han disfrutado de la presencia de 300 invitados, entre familiares y amigos. Aunque no han trascendido fotos de estos, se baraja la posibilidad de que hayan acudido herederos de grandes fortunas como Georgina Bloomberg, la hija del multimillonario Michael Bloomberg, Athina Onassis, nieta del fallecido magnate Aristóteles Onassis, o Marta Ortega, heredera del imperio Inditex.

Gtres

La hija del fundador de Microsoft ha contado con nueve damas de honor y ha estado arropada por sus progenitores que se divorciaron el pasado mes de agosto tras 27 años unidos como marido y mujer. Por tanto, este acontecimiento familiar ha supuesto el reencuentro de la expareja que se ha dejado ver feliz durante el gran día de su hija. Jennifer y Nayel se casaron el viernes durante una ceremonia religiosa musulmana y este sábado lo hacían por lo civil.

Un jardín botánico para un día mágico

Los recién casados recibieron a sus invitados en un cóctel que se celebró en un espectacular jardín botánico construido especialmente para esta boda. La recepción ha estado amenizada por la música de la banda ‘Coldplay’. Durante los últimos días también se habían colocado una serie de carpas en el exterior de la finca que cuenta con una gran extensión. Se trata de un regalo que recibió Jennifer Gates de sus progenitores cuando concluyó sus estudios de Biología en la Universidad de Stanford. Actualmente está cursando Medicina en Nueva York.

Gtres

La noticia de la boda pronto ha dado la vuelta al mundo y ha copado titulares en los distintos medios del planeta. Jennifer Gates, de 25 años, y su ya marido, Nayel Nassar, de 30, se conocieron durante su etapa universitaria. A ambos les une su pasión por los caballo, la primogénita de Bill Gates también es una gran amazona. La pareja se comprometió en enero de 2020 fue entonces cuando el jinete le dedicó estas bonitas palabras que compartió en redes. «Eres todo lo que podría haber imaginado… y mucho más. Me muero de ganas de seguir creciendo juntos a través de este viaje llamado vida, y simplemente ya no puedo imaginar la mía sin ti».