No estuvieron presentes en la despedida ni su prima, Isa Pantoja, ni la mujer de Kiko Rivera, Irene Rosales, con quien siempre ha tenido una buena conexión.


Tic, tac… la cuenta atrás ha comenzado. El próximo 1 de octubre Anabel Pantoja y Omar Sánchez se darán el ‘sí, quiero’ en la isla de La Graciosa, Canarias. Una sonada boda que copará titulares de la crónica social y en la que previsiblemente habrá una destacada ausencia, todo parece indicar que su tía, Isabel Pantoja, ha declinado acudir. A pesar de vivir un momento familiar complicado, la colaboradora ha disfrutado este sábado de una despedida de soltera por todo lo alto junto a algunas buenas amigas. Sorpresas, buena música y ganas de pasarlo bien, sin duda los ingredientes necesarios para que la fiesta fuese un auténtico éxito.

Instagram

Como buena ‘influencer’, la sobrina de la tonadillera ha compartido a golpe de ‘click’ algunos de los momentos más divertidos de esta despedida de soltera. «Dicen que me caso…», con estas palabras arrancaba la jornada. Anabel estaba radiante con un minivestido en color negro y una banda en la que se podía leer ‘Adiós a la soltería’. La colaboradora se mostraba dispuesta a ser sorprendida tras pasar por las manos de su peluquero y maquilladora.

Un microbús recogía a todas las invitadas y las llevaba a un local de moda situado en el municipio de Maspalomas, al sur de Gran Canaria. Este ‘beach club’ se convertía en el escenario perfecto en el que Anabel disfrutó al máximo. Un lugar en el que la música y los bailes fueron protagonistas y en el que la noche estuvo amenizada con distintas ‘performances’.

Instagram

Por supuesto no faltaron los brindis en honor a la futura novia. Se echó en falta la presencia de rostros conocidos. No estuvieron presentes en la despedida ni su prima, Isa Pantoja, ni la mujer de Kiko Rivera, Irene Rosales, con quien siempre ha tenido una buena conexión. Quizás dentro de poco Anabel nos sorprenda con otras despedidas donde sí podamos verlas juntas.

Kiko Rivera irá a la boda

El enlace de Anabel Pantoja se produce cuando la guerra familiar continúa sin revolverse. Los últimos meses han sido complicados para la colaboradora debido a las disputas en el clan, tiempo en el que también ha acusado un distanciamiento importante con su primo, Kiko Rivera. Parece que finalmente han acercado posturas y se han reconciliado.

Kiko Rivera confirmaba recientemente que estará en el gran día de su prima. Lo hacía a través de su perfil de Instagram compartiendo un Story en el que se podía leer este texto: «Deseando que llegue tu día en el que disfrutaré como el que más. Wedding day». La que no irá será Isabel Pantoja quien continúa sin mantener contacto alguno con su hijo. La artista sigue refugiada en Cantora muy pendiente del estado de salud de su madre, doña Ana, quien lleva un tiempo delicada.