Este fin de semana todas las miradas estaban puestas en la llegada del Rey Juan Carlos a España después de dos años instalado en Abu Dabi y entre polémicas y problemas institucionales y legales que se lo impedían. Pero todo eso queda atrás ahora que está en suelo patrio, disfrutando de una de sus grandes pasiones, las competiciones de vela en Sanxenxo, aunque reservando un hueco en su apretada agenda para ver a su nieto Pablo Urdangarin en acción competir con la camiseta del Barcelona en un partido de balonmano. Abuelo y nieto se fundieron en un sincero abrazo nada más reencontrarse y poco o nada les importó que todas las miradas estuviesen fijadas sobre ellos o que los medios de comunicación estaban dando buena cuenta de las que son ya las imágenes más tiernas del regreso del Rey Emérito a España.

Vídeo: Europa Press

Suele decirse que una imagen vale más que mil palabras, pero no siempre es cierta esta apreciación. Después de ver el sincero abrazo con el que Pablo Urdangarin se fundió con su abuelo, de los cariñosos besos, de los apretones de manos y las palabras de aliento que el Rey Juan Carlos insuflaba en su nieto, queda por conocer cómo vivió el protagonista este importante momento. El hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin no ha tenido mayores reparos en reconocer la ilusión que le hizo ver a su abuelo en las gradas.

Lo hace ofreciendo normalidad en el gesto, sin querer entrar demasiado en materia para no convertirse en protagonista de la jornada como ya le ha sucedido en anteriores exposiciones mediáticas, pero demostrando una vez más su educación a la hora de atender a las preguntas de la prensa. ¿Cómo se sintió Pablo Urdangarin al ver al Rey Juan Carlos apoyándole como un familiar más en su último partido de balonmano?

Gtres
Gtres

Él no tiene problema alguno en responder a esta pregunta, como así hiciera meses atrás cuando se desveló que su padre había iniciado un romance con Ainhoa Armentia, una compañera de su bufete de abogados en Vitoria, lo que dinamitó su matrimonio con la infanta Cristina. El revuelo fue mayúsculo, los protagonistas guardaron silencio y tan solo Pablo Urdangarin ofreció normalidad, respondiendo a las preguntas, incluso a las más difíciles, siempre con una sonrisa. Esto le ha valido ser considerado el portavoz extraoficial de la familia, pero sobre todo ganarse la simpatía de todos, como así ha vuelto a demostrar esta vez. Vea el vídeo y conozca la respuesta a la pregunta de cómo se sintió al ver al Rey Juan Carlos apoyándole como un abuelo más en las gradas de su último encuentro deportivo. ¡Dale al play y conozca su respuesta!

¿Cuándo regresó el Rey Juan Carlos a España?

El Rey Emérito regresó a España el pasado jueves 19 de mayo tras estar dos años instalado en Abu Dabi