Pablo Urdangarin, agradecido a su madre, la Infanta Cristina, por su visita al campo en su debut en Champions

Pablo Urdangarin, agradecido a su madre por su visita al campo en su debut en Champions

pablo-urdangarin-destacada

El hijo de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin ha reaparecido tras su importante partido y no duda en mostrarse sonriente cuando le preguntan por la presencia de su madre en el mismo.

Pablo Urdangarin no puede estar más feliz. El hijo de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin celebró este jueves su victoria en el debut en Champions junto a su equipo, el F.C. Barcelona de balonmano. A esta partido tan importante para él acudía su madre, lo que le ha provocado gran felicidad al joven. De hecho, no puede esconder su sonrisa cuando le preguntan por ello. 

infanta-cristina-destacada

También te interesará

La Infanta Cristina ejerce de madre orgullosa en un partido importante para su hijo, Pablo Urdangarin

"Estoy muy contento, gracias. La visita de mi madre al campo ha sido un momento muy especial para mí", dice rotundo y agradecido. La hermana del Rey Felipe VI  no se ha querido perder un partido muy importante de su hijo, Pablo Urdangarin. Como una madre orgullosa, la Infanta estuvo muy pendiente de su hijo, que debutaba en Champions junto a su equipo F.C. Barcelona de balonmano.Sin perder detalle de lo que su hijo hacía sobre la pista en la que consiguió anotar tres goles, la hija del rey Juan Carlos no paró de aplaudir el final del encuentro en el que el Barcelona cumplió en el Palau dejando al PSG en el ‘playoff’ de octavos. Estuvo acompañada de unos amigos, con los que compartió alguna que otra confidencia en relación a lo que estaba ocurriendo en el terreno de juego. No soltó el móvil durante todo el partido y de vez en cuando lo miraba para contestar algún mensaje.

Pablo Urdangarin, muy sonriente cuando le preguntan por su madre

Vídeo: Europa Press.

Vídeo: Europa Press.El joven también ha hablado de su padre, que también ha ido recientemente a verlo en uno de los partidos que ha jugado. A él solo le dedica bonitas palabras. Pablo asegura que su padre juega mejor que él y añade: "Espero que algún día pueda estar a su nivel, al nivel que estaba". Pablo se muestra deseoso de que su padre rehaga su vida: "Sí, le deseamos lo mejor y estaremos apoyándole".