Por segundo día consecutivo, la infanta Elena no se pronuncia sobre las imágenes de Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia. Sin embargo, hay un gesto que llama la atención


Desde que salieran a la luz las imágenes de Iñaki Urdangarin de la mano junto a otra mujer que no era la infanta Cristina, el foco ha estado sobre ellos. Horas después de que se publicaran las fotografías, se conocía que la identidad de la acompañante del ex duque de Palma era Ainhoa Armentia, una compañera de trabajo del bufete de abogados Imaz y Asociados, donde lleva casi un año Iñaki trabajando. Se esperaban las reacciones de los protagonistas y el primero en hablar fue Pablo Urdangarin. El hijo de Iñaki y Cristina se mostró muy tranquilo al hablar de estas fotografías. 24 horas después, ha sido Urdangarin quien ha dado la cara a su llegada al trabajo acompañado por esta mujer, pudiendo captar así las primeras imágenes de Ainhoa. La infanta Cristina, en Suiza, de momento no ha reaparecido pero sin embargo, durante estas horas la infanta Elena sí lo ha hecho en diferentes ocasiones sin querer decir palabra al respecto. Eso sí, este jueves ha tenido un gesto que ha llamado especialmente la atención. 

La infanta Elena sonríe tras ver a la prensa a las puertas del trabajo

Este miércoles, la infanta Elena era el primer miembro de la familia que salía a la calle tras el revuelo causado por las fotos de Iñaki con otra mujer. A su llegada al trabajo de la Fundación Mapfre, donde desempeña sus tareas laborales a diario, no quiso responder a las preguntas de la prensa que se encontraba en las inmediaciones. Con el semblante serio, entraba a las instalaciones sin decir palabra. Tras su jornada laboral, a la salida del trabajo, siguió en la misma tónica. Sin embargo, este jueves ha dado un paso más allá y aunque no ha dicho ni una palabra, un gesto ha llamado la atención: su gran sonrisa. Y es que una vez que se la vuelto a preguntas por las fotos de su todavía cuñado, la infanta Elena no ha podido evitar sonreír. Puedes ver las imágenes íntegras, en el siguiente vídeo. ¡Corre y dale al play!

Vídeo: Europa Press

El mejor apoyo y la gran confidente de la infanta Cristina

Sin lugar a dudas, la infanta Elena es el gran apoyo de su hermana en estos momentos tan complicados. Por este motivo, no sería muy extraño que una vez finalizado sus tareas laborales esta semana, la infanta Elena pusiera rumbo a Suiza donde reside Cristina de Borbón y acompañarla tras el revuelo en el que se ha visto envuelta. De momento, respeta la decisión de su hermana de no dar ningún dato ni hacer declaración alguna sobre el momento en el que está atravesando.