La hija de los Reyes de España se encontraba con uno de sus primos Urdangarin cuando tuvo lugar el accidente que provocó la lesión de Sofía


La imagen de la Infanta Sofía paseando con muletas por las calles de Palma de Mallorca ha dado mucho de que hablar estos últimos días. La menor dio la sorpresa, tras sufrir una lesión en la rodilla, que llevaba vendada, apoyándose en su hermana Leonor para dar sus pasos. Hasta el momento lo que nos habían desvelado era que la joven se había dado un golpe tras caerse en Marivent y que había necesitado de cinco puntos de sutura. Aunque le recomendaron guardar reposo, Sofía al parecer insistió en cumplir con su primera tarea en la isla y no quiso perderse esta excursión. Pero ahora han salido más detalles a la luz…

Esteban Mercé ha contado al programa `Sálvame´ un dato revelador, que explicaría el motivo por el cual la hija de los Reyes de España, Felipe y Letizia, ha sufrido dicha lesión, y lo más importante, quién la ha provocado. El conocido cronista social asegura que en el percance estuvo implicado uno de los hijos de Urdangarin. “Era una imagen sorprendente, sobre todo ver a la infanta Sofía con la muleta justo después de un accidente doloroso, porque lleva cinco puntos de sutura. Creo que además, según me dijeron, que la caída fue provocada por uno de sus primos Urdangarin”, ha dicho Merce durante su intervención en Sálvame.

Dicha información ha provocado el asombro de todos los colaboradores presentes en el plató, no sólo por la información en sí, sino porque de este modo también se ha filtrado que algunos de los hijos de Iñaki Urdangarin se encuentran en Marivent. Por ahora nadie ha contado qué ocurrió cuando tuvo lugar la caída, pero de ser verídica esta información, alguno o algunos de los hijos de la infanta Cristina estaría pasando unos días en Marivent junto a su abuela doña Sofía, su tía la infanta Elena, sus tíos los reyes Felipe y Letizia y sus primas Leonor y Sofía.

Su primera aparición tras el escándalo del Rey Juan Carlos
letizia sofia

La Familia Real aterrizó en Mallorca la tarde del pasado viernes 7 de agosto, en medio del revuelo mediático provocado por el anuncio de la marcha fuera de España del Rey Juan Carlos y las elucubraciones sobre su destino. Apenas se les pudo ver más allá de los cristales del vehículo, conducido por el propio monarca, que les trasladó desde el aeropuerto hasta su residencia en el palacio de Marivent. Solo el Rey y la Princesa de Asturias, sentada delante y con la ventanilla bajada, saludaron con la mano a los medios presentes. Atrás iban la Reina Letizia y la Infanta Sofía. El fin de semana se desarrolló completamente de puertas para adentro y no han trascendido salidas. En las dependencias se encontraba ya desde hacía más de una semana la Reina Sofía.

Los Reyes y sus hijas permanecerán en la isla balear hasta el próximo día 18 de agosto, según ha comunicado la Casa Real. En medio tienen programados un gran número de compromisos. Aunque habrá días en blanco, la agenda  viene bastante cargada y ha comenzado  con Don Felipe iniciando sus actividades en solitario al mantener diversas audiencias con las autoridades baleares en el palacio de La Almudaina.

Vistaron un centro socieducativo en la capital palmesana

Ha sido la segunda aparición de los Reyes Felipe y Letizia y sus hijas en Mallorca apenas pasadas unas horas desde su debut este lunes por la tarde en la localidad de Petra. La Familia Real ha vuelto a escena para acudir al Proyecto Socioeducativo Naüm Son Roca, en Palma. El espíritu de servicio y trabajo va a marcar este veraneo real y esta visita es el mejor ejemplo de ello, pues han pisado una de las barriadas más desfavorecidas de la capital mallorquina. En este sentido, la presencia de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía supone una inmersión en la realidad bastante llamativa y acorde con unos tiempos complicados, aunque solo tengan 14 y 13 años respectivamente.

Se quedan sin su habitual campamento

La crisis sanitaria ha impedido que este año pudieran marcharse a un campamento fuera de España, como habían hecho los dos años anteriores en Estados Unidos para abrir sus metas y horizontes. Y las medidas de precaución harán más complicadas otras salidas a mercadillos, cines, conciertos, restaurantes y excursiones (el verano pasado finalizaron sus vacaciones visitando Son Marroig). No obstante, dado el gran interés de los Reyes por apoyar el turismo y la cultura, seguro que planearán algo de este tipo al margen de su agenda oficial.