La colaboradora de ‘Viva la vida’ ha explicado cómo se tomó su marido las palabras de su madre durante el estreno de ‘Top Star’.


Este viernes, durante el estreno de ‘Top Star’, el programa que ha traído de vuelta a los platós a Isabel Pantoja, la tonadillera lanzaba un dado envenenado a su hijo, Kiko Rivera, al asegurar de forma tajante que el talento no se hereda y que por lo tanto no se lleva en la sangre. Un día después, ni corta ni perezosa, Irene Rosales ha querido responder al comentario de su suegra y ha explicado cómo se encuentra su marido tras el comentario de su madre.

© Redes sociales.

Irene Rosales no está de acuerdo con Isabel Pantoja y asegura que hay muchos artistas, fuera del ámbito musical, que han heredado el talento de alguno de sus familiares. La colaboradora de ‘Viva la vida’ reconoce que casi con toda seguridad la tonadillera dijera esa afirmación mientras que pensaba en su hijo. Sin embargo, se mostraba muy clara y respondía a la interprete de «Marinero de luces». «Mi hija tampoco ha heredado los ojos de su abuelo«, una respuesta que ha dejado a todos los colaboradores que se encontraban en plató boquiabiertos. Tras esto, Irene Rosales hace hincapié en que su marido no le ha dado importancia a las declaraciones de su madre, aunque sí que reconoce que, en un principio, le ha sentado mal. 

Conectada desde su casa después del enorme susto que se ha llevado y por el que ha tenido que se intervenido quirúrgicamente, Diego Arrabal le comentaba que el entorno más cercano de Isabel Pantoja la acusaba a ella, junto al manager de Kiko Rivera, de orquestar el enfrentamiento público contra la tonadillera. «Las apuestas dentro de ese círculo es que cuando Kiko lo resuelva todo, tú le vas a pegar una patada«, contaba el paparazzi.

Irene Rosales respondía de manera serena y comentaba que en el pasado había tenido otros momentos para dejar a su marido, aunque si no lo había hecho ya, la guerra familiar no iba a ser el detonante de la ruptura del matrimonio. «No sé absolutamente nada de lo que está haciendo Kiko con sus abogados, yo le pregunto y poco más. Tengo mi conciencia muy tranquila, lo que no soy es tonta. No voy a dejar que nadie se ponga por encima de mí y eso no es ser una mosquita muerta. He perdido todo lo que tenía», contaba.

Irene Rosales pasa de nuevo por quirófano

Redes sociales

Hace unas semanas, Irene Rosales pasaba de nuevo por quirófano tras unas complicaciones en sus prótesis mamarias y decidió hacerlo cuanto antes, mientras que su marido estaba en Nepal grabando con Jesús Calleja. «Tenía que ser antes de verano por la recuperación y luego es más complicado por el calor». En un primer momento, todo salió salió de forma adecuada. «Me fui a casa al día siguiente y todo muy bien, pero después empecé a notar un dolor. El doctor me observó y me dijo que me tenía que volver a meter en quirófano para quitarme un hematoma. Estoy bien, es verdad que todavía no puedo moverme mucho ni hacer muchos movimientos».