La actitud de Rocío Flores en plató no ha gustado nada a sus compañeros, que llegan incluso a compararla con Chabelita para subrayar la diferente forma de afrontar los problemas familiares y, de paso, su compromiso con el programa


Rocío Flores se siente en el plató de ‘El programa de Ana Rosa’ en territorio amigo y es que sus compañeros y los presentadores, Ana Rosa Quintana y Joaquín Prat, siempre le han cuidado y han preguntado respetando los límites que la joven ha establecido previamente. La hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco es colaboradora de la sección de corazón del programa y como tal se ve en la obligación a opinar no solo sobre lo que acontece en la crónica social de nuestro país o en los realities de la cadena, sino también sobre su propia vida. Unas circunstancias difíciles de tratar en muchas ocasiones, por la infinidad de frentes abiertos que tiene en su familia, entre el distanciamiento de su madre del resto de su familia, las confesiones de esta sobre lo sufrido en el pasado, la separación de su padre de Olga Moreno, su cuestionada relación con Gloria Camila, entre otras muchas cuestiones.

Vídeo: Europa Press

Sin embargo, hay momentos en los que Rocío Flores no se siente cómoda y opta por imponer el silencio. No solo para ella, sino también para sus compañeros de plató. Un hecho que le ha valido una pequeña regañina en pleno directo, por no estar cumpliendo con las expectativas generadas con su fichaje como colaboradora y por ser epicentro de la gran mayoría de los conflictos que asolan su familia durante los últimos meses, por no decir años.

Rocío Flores programa regañina
Foto: El programa de Ana Rosa’

Así, Rocío Flores no ha tenido reparo alguno en opinar sobre el debut televisivo de su tía, Gloria Camila, en ‘Ya son las ocho’ a las órdenes de Sonsoles Ónega. Está encantada con el nuevo trabajo de la hija de José Ortega Cano, porque así siente que se relajarán las preguntas que le hacen a ella, al ver que hay otra fuente a la que acudir para robar jugosos titulares: “Me parece muy bien que lo haga, porque al final todos hablan de ella y mejor que ella lo haga por sí misma”. Una vez sacado el tema, era de obligatorio preguntarle a Rocío Flores sobre la decisión de demandar a Rocío Carrasco para solicitar legalmente que le muestren los documentos de Rocío Jurado sobre los que se basa la segunda temporada de su docuserie. Y es ahí cuando Rocío Flores ha establecido un nuevo límite a sus compañeros de ‘El programa de Ana Rosa’: “No voy a entrar, porque no es mi tema. No me apetece, eso le corresponde a ella”, se desquita la joven, sin esperar que por respuesta ha recibido un tirón de orejas público.