El colaborador regresa a casa después de casi cuatro meses de concurso en el ‘reality’ de Telecinco.


Después de casi cuatro meses de concurso, la audiencia de ‘Secret Story’ ha decidido que Luis Rollán se marchase de la casa de Guadalix de la Sierra. En la semifinal del ‘reality’, el que fuera amigo íntimo de  Isabel Pantoja se ha quedado con la miel en los labios. Su sueño de llegar a la final no se ha podido cumplir. Pero se va contento.

«Quiero darle las gracias a mis compañeros por esta experiencia que es única e irrepetible», decía nada más conocer la decisión de los espectadores. Afradecía también el trabajo de todo el equipo, así como el de los presentadores: Jorge Javier Vázquez, Lara Álvarez y Carlos Sobera. «Estoy contento, satisfecho de mí y de haber vivido como sé vivir las cosas. Sé que soy intenso, pero he vuelto a tener 15 años. Esto me ha abierto en muchas cosas», confesaba. «Me llevo muchísimas cosas… ¡Me llevo un robot de cocina!».

«Soy un ganador en toda regla»

El andaluz, que se batía en duelo contra Julen, con 12 esferas en su poder; Gemeliers, Luca Onestino y Sandra Pica pugnaban por el maletín con 50.000 euros reservado para el ganador del juego de los secretos y las esferas. Finalmente fue Sandra Pica quien se llevó el cheque con tan jugosa cantidad. Con la expulsión del colaborador, los gemelos, el italiano y Cristina Porta han quedado finalistas.

«Ha sido un grandísimo compañero, un mejor amigo y se merecía estar en la final», diría de él su compañera Isabel Rábago. Carlos Sobera se sumaba a los halagos hacia Luis Rollán. «Has sido un gran concursante y nos has tocado el corazón», le ha dicho.

Rollán se ha mostrado más que satisfecho de haber disfrutado del programa. Ha aprendido «de los más jóvenes» de la casa, y la experiencia en sí misma le parece el mejor trofeo: «No salgo con el premio, pero salgo con amigos. Así que soy una ganador en toda regla».

Telecinco

Pocos minutos después de saber que ha quedado cuarto finalista, Carlos Sobera le ha gastado una broma sobre Isabel Pantoja y le ha anunciado que conectaría con ella en cuanto la localizasen. La cara del colaborador era un poema. Realmente no se cría nada. «No tiene obligación ni nada. Ella sabe que estoy aquí«, comentaba, indiferente.

Ahora que se ha quedado fuera de la carrera por ganar, Luis Rollán solo desea reencontrarse con los suyos. Entre ellos estará su amiga Irene Rosales, quien fue personalmente a la casa a darle una sorpresa.

Cabe recordar que uno de los momentos más emotivos vividos por el andaluz en ‘Secret Story’ se produjo cuando se enteró en directo de la muerte de la madre de la cantante, doña Ana, así como del reencuentro entre Kiko Rivera y su madre. Entonces, se lamentaba de la pérdida de la matriarca muy emocionado: «Yo la quería mucho. Ella se ha reído mucho conmigo y yo con ella», detallaba.»Le mando un beso enorme a Bernardo, a Juan, Agustín y Isabel. Me acuerdo mucho de Anabel, de Kiko y de Isa». También compartía con la audiencia lo que le diría a Isabel Pantoja si la viese personalmente: «Le diría que me partió el alma lo de su madre. Ella sabe lo que yo quería a su madre, a la yaya. Ella sabe lo que supone para mí como familia mía. Lo ha tenido que pasar fatal».

Telecinco

Otro de los momentos emotivos que ha protagonizado Luis Rollán tuvo lugar cuando conoció el mensaje que Julen de la Guerra, al que consideraba su amigo dentro del concurso, le dedicó un duro mensaje en sus redes sociales. En él, el joven se quejaba de la actitud de Rollán. “Has ido en contra de tus ideales, estás confiando y defendiendo con tu silencio cosas que no han sido ni son justas. Te dije que me cuidaras a Sandra, pero prefieres cuidar al Grinch Pinochero”, escribía.

El aludido no pudo reprimir las lágrimas al conocer que Julen se sentía tan decepcionado. “Soy muy amigo de mis amigos y lo he demostrado siempre, he flipado. Esto sí me duele”, reconocía tras leer el mensaje, dejando claro que no se considera tan desleal como Julen dejaba caer. “Me ha dolido un montón porque no lo entiendo. Esta semana lo he pasado mal porque él ha sido súper importante para mí. Él sabe lo que es estar aquí y me rompe”, confesaba, roto en lágrimas ante las cámaras.