La mayoría de colaboradores del programa están de cuarentena en sus casas. Varios de ellos han contado cómo están viviendo el confinamiento.


España entera se encuentra en un aislamiento obligatorio a causa del Estado de Alarma decretado por el Ejecutivo. Como consecuencia de la excepcional situación que ha paralizado al país, millones de españoles nos encontramos confinados en nuestras casas. Incluidos los colaboradores de ‘Sálvame’, que han contado cómo están viviendo la cuarentena.

Anabel Pantoja va a posponer su boda

La primera en relatar cómo está llevando el encierro desde Canarias ha sido Anabel Pantoja. «Con cinco kilos de más, pero bien. Quiero agradecer a los que vais al trabajar y a los informativos que nos informan», decía la sobrina de Isabel Pantoja. A la vista de la emergencia sanitaria del coronavirus, la sevillana ha tenido que echar el freno a sus planes de boda. «El ‘Negro’ (como llaman cariñosamente a su novio) se está planteando la boda. Hemos discutido 55 veces al día«, confesaba.

«Ánimo Negro, estamos contigo», decían los compañeros que se encontraban en el plató. «Está ‘desesperao'», les respondía la prima de Kiko Rivera. «Estoy bien, muchísimas gracias por estar ahí animando. He hablado con la ‘wending’ planner y la voy a posponer para cuando se pueda», añadía, pronunciando erróneamente la palabra anglosajona «wedding».

«Mi tía está en Cantora con mi abuela. Kiko en Sevilla, e Isa en el Puerto, pero todos bien. Nos estamos cuidando», ha revelado. «Tu tía está más preparada que nadie para la cuarentena y no salir de Cantora», señalaba Kiko Matamoros. «Es el sitio más seguro. Todo el mundo pagaría por tener allí una habitación porque allí no entra nada malo», contestaba Anabel. «Tengo muchas ganas de trabajar, pero sabéis lo que es Canarias».

Así lo vive Gema López: «Sobrellevándolo como se puede»

Por su parte, Gema López reconocía estar «cocinando más que nunca. No cocinaba tanto desde 1990. Antes tenía los horarios muy marcados por el cole. Benditos comedores, benditos profesores. Tengo los pomos de las puertas limpísimos y los armarios ordenadísimos«, explicaba. «Me ha dado tiempo de darme tinte y quitarme las canas», bromeaba.

Ahora que está en su casa, la periodista y su familia intenta mantener cierto orden. «Me levanto, nos cambiamos. Sigo madrugando igual. Hago ejercicio por la mañana. Sobrellevándolo como se puede y estando en contacto con la familia. Hoy es el Día del Padre y se echa de menos, pero que hay que seguir muy bien las instrucciones». A estas alturas ya se sabe de memoria el horario de «caceroladas, pitos, canciones… me sé absolutamente todo. Me está sirviendo para volver un poco a la adolescencia».

Rafa Mora: «Deseando que todo esto termine»

Rafa Mora, por su parte, está «deseando que todo esto termine y volver a nuestra rutina». También está «preparando la prueba de acceso para mayores de 25. Haciendo flexiones, comba y cosas en casa para distraerme. Agradezco mucho la labor social que estáis haciendo. Se agradece ver algo dinámico que nos trasmita algo de paz y de naturalidad», explicaba.

«Lo de la prueba de acceso me está costando. Desde que hice la oposición de policía portuario no había vuelto a tocar los libros. Pero si uno quiere, puede. Quiero pensar que esto terminará. Es complicado para todos, pero pasará», añadía.

Laura Fa: «Haciendo de madre más que nunca»

Laura Fa ha querido enviar un mensaje positivo. «Estamos bien, tenemos que animarnos un poco, pero con los niños se está haciendo un poco duro», admitía. Estando en casa, la periodista está cocinando mucho, y haciendo de madre y de «psicopedagoga» a todas horas. «Tengo más trabajo que nunca. Echo de menos las rutinas. Estoy haciendo de madre más que nunca».

Gustavo González: «El aislamiento es complicado»

Gustavo González está pasando la cuarentena con su pareja, María Lapiedra. «El aislamiento es complicado porque no hago más que pensar en mis hijos, sobre todo en un día como éste (el 19 de marzo se celebra el Día del Padre)». Además, su chica se encuentra en la recta final del embarazo de la actriz. «Nos queda menos de un mes (para dar a la luz), tuvimos un susto y tuvimos que ir de urgencias. He aprovechado para armar los carros y las cosas que nos envían para Mia», ha reconocido el reportero. «Mañana teníamos una ecografía y no puedo asistir con María. Espero que no haya problemas en el parto. He estado en los nacimientos de todos mis hijos», concluía.