"Ha cambiado tanto, tengo una pena tan grande. Me emociono porque me ha defraudado", ha afirmado.


La relación de Kiko Rivera con su hermana, Isa Pantoja, atraviesa uno de sus momentos más complicados. El hijo de la tonadillera ha visitado el programa ‘Mi casa es la tuya’ de Bertín Osborne donde se dejado ver muy afectado con el tema e, incluso, se ha mostrado culpable por haber podido influir de alguna manera en el comportamiento de esta. 

El hijo de Isabel Pantoja ha comenzado recordando cómo vivió la adopción de su hermana: «Llegó y fue lo más maravilloso que nos pasó. No solo para mí, también para mi madre».

«Era lo máximo para mí»

Desde pequeños fueron uña y carne. Isa siempre fue un niña brillante y tuvo una infancia que su hermano califica de «ejemplar». Pero se quedó embarazada con 17 años y pronto comenzaron a cambiar las cosas.

«Era lo máximo para mí, quizás una de las cosas que más me arrepiento es de haberme equivocado y haber influido en ella. Me siento un poco culpable en ese sentido». Y es que Kiko ha contado que con tan solo 18 años, Isa tenía las maletas en la puerta de casa para irse.