Un médico de urgencias de Granada, Jesús Candel, ha perdido los nervios en 'Sálvame' al hablar de la situación que están viviendo médicos y profesionales sanitarios ante la crisis del coronavirus en España.


Tras la decisión del ejecutivo de decretar el Estado de Alarma en nuestro país a causa del coronavirus, lo que más preocupa a los ciudadanos es la evolución del la enfermedad. También es de gran interés la situación que viven los profesionales de la medicina en hospitales y centros de asistencia sanitaria en toda nuestra geografía. Por este motivo, ‘Sálvame’ ha dedicado, una vez más, un espacio centrado en información y formación sobre el COVID-19.

«Los internistas no dan abasto»

El programa ha contado con varios especialistas en materia sanitaria en su mesa de debate. También se ha puesto en contacto con Jesús Candel, un médico de urgencias de Granada muy popular por su labor en las redes sociales. Más conocido como Spiriman, este doctor suele compartir sus reflexiones en su canal de YouTube.

En su intervención en ‘Sálvame’, Candel ha explicado que la realidad que se está viviendo en los hospitales es muy distinta a lo que se está contando. Tras instar a los medios a hablar más de los peligros del coronavirus, que aún hay mucha gente saliendo de casa sin protección y que, en general, la sociedad aún no es consciente de la gravedad de este mal. «Tengo unos vecinos que sin pilotos y van a volar», ha explicado.

También ha recordado que los profesionales están «desbordados» y que apenas cuentan con material suficiente, como mascarillas, para desempeñar su trabajo. «Los internistas no dan abasto… Que estén anestesistas encerrados en sus casas… Que tengamos que estar peleándonos por pijamas», se lamentaba.

«¡Que os metáis en las casas!»

«Hay gente gravísima de coronavirus sin patologías previas», ha añadido. Su acalorado discurso iba ganando intensidad por segundos. Candel fue elevando el tono y la intensidad de sus palabras y terminó cargando contra el programa y cuestionando a la dirección de ‘Sálvame’ por contar con especialistas sentados en el plató. «Sois los primeros que estáis haciéndolo mal. Nadie tiene que ir a trabajar. Tú, Jorge, deberías de estar solo en el plató y no con tanta gente. Ellos, si quieren explicar cosas, deberían de hacerlo desde sus casas como estoy haciéndolo yo. ¡Que os metáis en las casas! ¡No sé que hacen esos señores contigo!», exclamaba.

Jesús Sánchez Martos, doctor en Medicina y Cirugía, y diplomado en Enfermería y Catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense de Madrid, le respondía tajante: «Estamos aquí porque hacemos educación para la salud». Este médico, que llegó a ser Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid por Cristina Cifuentes, aplaudía la decisión de Mediaset y de ‘Sálvame’ de ofrecer contenidos específicos sobre el coronavirus en horario de máxima audiencia.

Pero Jesús Candel continuaba con su encendidas declaraciones y cargaba contra los invitados del programa. «Estamos en primera línea de batalla y no sabéis lo que está pasando. No lo digo yo, lo dicen cientos de profesionales de la sanidad pública», decía. También disparó duramente contra el gobierno. «Dejadme que diga la mierda de políticos que tenemos en España. Pedro Sánchez es un mierda, y Marlaska lo mismo. La gente se está muriendo, está siendo ingresada muy grave y los respiradores ya son insuficientes».

Jorge Javier Vázquez, sereno, lo ha animado a tranquilizarse y le ha recordado: «Estás traspasando la línea. Te hemos llamado para que nos cuentes qué debemos hacer, no para hablar de los políticos». Aún así, el presentador le ha concedido más tiempo para hablar. Candel insistía: «Yo no me debo a ninguna televisión».

«Tenéis que estar 15 días encerrados en casa, haciendo lo que queráis por Skype y que habléis de esto para que la gente sepa la importancia que tiene esto», continuaba Candel. «Lo que me importa es que se salven vidas porque ese es mi trabajo. Estamos hasta los cojones los profesionales de la seguridad pública. Os tenéis que encerrar en vuestras casas 15 días, y a lo mejor son más«.