«Claro que la quiero, me siento dolida pero no deja de ser la abuela de mis hijas», ha dejado claro la mujer de Kiko Rivera.


El próximo 26 de junio, Chabelita Pantoja y Asraf Beno se darán el esperado «sí, quiero» en medio de una batalla familiar que parece que no va a llegar a su fin. Pocas horas antes de que la hija de Isabel Pantoja se siente en ‘Sábado deluxe’, Irene Rosales no ha dudado en hablar en ‘Viva la vida’ sobre el futuro enlace y ha echado la vista atrás para contar alguna que otra anécdota que vivió junto a la tonadillera en su boda con Kiko Rivera. Además, también ha querido pronunciarse acerca de la pregunta que le dijo su hija Ana a su padre y ha hecho hincapié en el que cariño que tiene hacia la que fuera jurado de ‘Idol Kids’.

mono-blazer
Instagram

Irene Rosales ha reconocido que ha sentido cierta envidia al escuchar todos los preparativos que está organizando Chabelita Pantoja para su boda puesto que cuando ella le dio el «sí, quiero» a Kiko Rivera no pudo centrarse en todos los detalles porque su hija Ana era muy pequeña. «Conmigo no vino nadie a preparar nada, ni mi madre ni ella (Isabel Pantoja)», contaba.

Tras esto, recordó lo feliz que vio a su suegra durante su enlace: «Cantó más de una hora y todo tipo de música. Contraté un puesto de buñuelos y ella se puso con las chicas a hacerlos. Se lo pasó pipa». Irene Rosales solo tiene buenos recuerdos de Isabel Pantoja, aunque insiste en que está dolida con la situación, lo que no significa que el cariño que siente hacia la madre de su marido se haya ido de un día para otro.

«Hemos tenido muchas conversación. Claro que la quiero, me siento dolida pero no deja de ser la abuela de mis hijas. He compartido muchas intimidades, siempre hemos tenido una buena relación. Era mi segunda madre. Yo llegaba a Cantora y me quedaba con ella. Yo me he ido con ella una semana de vacaciones y no se ha enterado nadie. He estado muy bien con ella, echo de menso los bonitos momentos. El estar, ir a comer, estar juntas, salir, el tener relación», aseguraba ante la atenta mirada de los colaboradores de ‘Viva la vida’.

Sobre la pregunta que le hizo su hija mayor a Kiko Rivera en la que le pedía que llamara a su madre, Irene Rosales ha explicado que entiende el hecho de que su marido no supiera qué contestar. «Ella siempre me llama a mi teléfono, a mí nunca me ha pedido que llame. Mi teléfono está disponible. Respeto sus tiempos y que ella llame cuando quiera. Mis hijas llevan sin hablar con la abuela desde el 30 de enero cuando fue el cumpleaños de mi hija«, desvela.

«Se siente responsable de todos los que se han subido al carro»

© Redes sociales.

Por otro lado, Irene Rosales ha vuelto a dar parte acerca del estado por el que está pasando su marido. Así, la joven explica que, cada día que pasa, Kiko Rivera va sintiendo que echa de menos a su madre porque no ha visto que en todo este tiempo no haya tenido una respuesta de la tonadillera, aunque fuera por parte de los abogados. «A Kiko le da pena y se siente responsable de todos los que se han subido al carro. Yo no le voy a empujar a llamar a la madre porque eso le tiene que nacer a él. Él tomará la decisión que quiera», reconoce.