La hija de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar fue vista anoche por el centro de Madrid con unos pantalones de Mango y un bolso de más de 2.000 euros.


Victoria Federica y Jorge Bárcenas están viviendo una bonita historia de amor en mitad de la tormenta. La pareja, desde que se decretase el estado de alarma aquel inolvidable 13 de marzo, no ha cancelado ninguno de sus planes y han sido pillados saltándose el confinamiento en más de una ocasión. Algo que inevitablemente ha colocado al par de tortolitos en el punto de mira. Por si fuera poco, a esta conducta tan irresponsable se le ha unido ahora una nueva polémica. Y es que la nieta del Rey Juan Carlos está acusada de presuntamente hacer uso de las tarjetas black de su abuelo.

Anoche, la pareja quedó para tomar algo en un bar del céntrico barrio de Huertas en Madrid; una cita en la que no estuvieron solos, pues muchos periodistas les esperaban a las puertas del local para intentar que la joven diese alguna declaración. Algo que no ocurrió, pues los dos abandonaron el lugar sin hablar con la prensa.

A pesar de las prisas, algunos fotógrafos consiguieron captar a la pareja por las calles de la capital; unas imágenes que nos han permitido conocer cuál fue el look que eligió la hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar para la ocasión. Como las tarjetas opacas que presuntamente tenía en su poder el Rey emérito, Victoria Federica ha elegido un estilismo total black; formado por prendas muy en tendencia y con complementos no aptos para todos los bolsillos.

El look de la discordia: Pantalones de Mango, mascarilla de 50 euros y bolso de más de 2.000

El estilismo que la hermana de Froilán eligió anoche está compuesto por prendas negras entre las que, sin duda, destacan los pantalones efecto cuero negro de Mango (a la venta por 39,99 euros). Unos pantalones que combinó a la perfección con unas botas militares adornadas con remaches y suela track, una blazer negra y una mascarilla también negra decorada con una estrella blanca; protección que llevó a juego con su novio.

Sin embargo, la pieza estrella de todo su look no fue otra que el bolso marrón de Loewe que ella llevó a modo de bandolera. Se trata del modelo Barcelona, uno de los más vendidos de la firma; caracterizado por su forma clásica y cómoda y su cierre triangular y cuyo precio supera los dos mil euros (actualmente cuesta 2.250€ en la web de la marca). El de la royal, además, presenta un estampado de lo más original, dándole ese toque juvenil y bohemio que tanto le gusta a Victoria Federica. Un look muy elegante pero que quizás levante más ampollas de las que debiera. ¿O qué pensáis vosotras?