Genoveva Casanova fue una de las invitadas a la puesta de largo de Natalia García Cerezo, la hija de Ramón García y Patricia Cerezo que acaba de cumplir 18 años.


Fue una noche inolvidable, sobre todo para la gran protagonista. Natalia García Cerezo acaba de cumplir 18 años y su familia ha querido celebrarlo con una puesta de largo a la que acudieron rostros más que conocidos que son, ante todo, grandes amigos de la familia. Tal es el caso de Genoveva Casanova, que llevó uno de los looks más elegantes de la noche.

El grupo congregado fue discreto pero nutrido. Patricia Cerezo y Ramón García posaron con sus dos hijas, Natalia y Verónica, en una celebración en la que Natalia, la mayor era la gran protagonista. Cumplía 18 años y lo festejaba con una puesta de largo en El antiguo convento, en Boadilla del norte, con una fiesta en la que todos optaron por los vestidos de fiesta.

La propia agasajada se decantó por uno blanco, con ciertos toques nupciales, y su hermana menor, por uno rojo de lo más llamativo y favorecedor. Por su parte, la madre, Patricia Cerezo, estaba espectacular con un vestido de tono aguamarina que resaltaba su silueta.

Esta celebración supuso la primera aparición pública y conjunta de Patricia y Ramón desde que se conociera su separación, en julio de este año, tras un cuarto de siglo de matrimonio.

Invitados famosos

Entre los asistentes al evento, como decimos estaba Genoveva Casanova, que eligió un conjunto azul Klein muy cómodo y apropiado. El punto diferenciador se lo daba la sobrecamisa con plumas, que le daba movimiento y un toque festivo a este diseño de Tot Hom que ella acompañó con unas joyas espectaculares de Chocrón.

Entre los asistentes estaba también Jaydy Michel que se decantó por otros tonos más oscuros, jugando con los grises gracias a un vestido recto, con un escote de lo más llamativo con un tejido plisado que otorgada al conjunto volúmenes.

Estuvieron también el exjugador del Real Madrid Pedja Mijatovic y su mujer Aneta, acompañados por su hija menor, Lola, que estos días cumple también la mayoría de edad. En el caso de la familia Mijatovic, el exfutbolista se decantó por un esmoquin y ellas por vestidos de corte sirena y tejidos tirando hacia el plateado.

Por su parte, Nuria Fernández Tapias, otra de las invitadas más conocidas del evento, dio muestra de su habitual elegancia con un vestido con volúmenes que lució posando orgullosa del brazo de su hijo Iván, otro de los jóvenes que llegan en estos meses a su mayoría de edad, como la hija de García y Cerezo.