Victoria Federica se lleva genial con el dueño del bar El Doble, quien le ha enseñado a tirar una cerveza en condiciones, protagonizando estas divertidas fotos a las que ha tenido acceso en exclusiva SEMANA


Victoria Federica está cada vez más abierta a la vida y hace mucho que dejó de ser la aparente niña buena de la infanta Elena y Jaime de Marichalar. Si siempre se ha considerado a su hermano Froilán como el díscolo del clan, pero ahora se ha comprendido, con el paso de los años, que simplemente son jóvenes y que necesitan experimentar en su vida, disfrutar como un adolescente más y, en ocasiones, traspasar algunos límites. Esos límites que ahora han llevado a Victoria Federica a ponerse al otro lado de la barra de uno de sus bares favoritos, punto de encuentro de numerosos rostros conocidos de nuestro país, como así muestra SEMANA con unas fotos a las que ha tenido acceso en exclusiva.

En el bar El Doble, situado en la madrileña zona de Ponzano, se dan cita muchas personas, pero algunas de ellas son reconocidas popularmente, ya sea por su profesión de cara al público o, como en este caso, por su ilustre apellido. Victoria Federica ha encontrado aquí un espacio para disfrutar de la compañía de sus amigos en un ambiente relajado y distendido, a la vez que apacigua la sed y degusta las tradicionales conservas que dan fama al bar El Doble.

Tan cómoda se siente la hija de la infanta Elena, que en las divertidas fotos a las que ha tenido acceso SEMANA en exclusiva se muestra que ha hecho buenas migas con el dueño del bar, que incluso le ha permitido probar suerte en el difícil arte de tirar una caña en condiciones y es que no todo es abrir el grifo y poner el vaso debajo.

No estaba sola, sino que acudió a su sitio de confianza para tomarse un refrigerio o una cañita con una gran amiga, Tana Rivera, hija del torero Fran Rivera y la aristócrata Eugenia Martínez de Irujo. Como decíamos, es normal toparse con algún famoso en este bar tomándose algo y desconectando de la rutina del día a día, como justo ha hecho también este mismo viernes Gloria Camila Ortega, que también ha elegido este tradicional rincón de Madrid para dar comienzo al fin de semana. Eso sí, la hija de Ortega Cano no ha tenido la suerte de contar con el dueño como maestro en el arte de servir una caña con la espuma precisa para deleitar a sus populares clientes.