Carlos Ochoa, el apoderado y amigo de Gonzalo Caballero, habla de cómo ha vivido su ruptura de Victoria Federica y sus planes de volver a los ruedos tras la grave cogida que sufrió el año pasado


Gonzalo Caballero está trabajando muy duro por recobrar la salud, aunque ya ha sido dado de alta tras sufrir una grave cogida en la madrileña plaza de toros de Las Ventas. Su vida corrió verdadero peligro. Fue intervenido de urgencia hasta en dos ocasiones para tratar de remendar los destrozos que el toro le provocó con su cornada. Una lucha en la que no ha estado solo, pero tampoco del todo acompañado. El diestro ha tenido a su madre en todo momento al pie de su cama dándole todo el apoyo y la asistencia que necesitaba. Incluso más. Pero también un buen amigo suyo ha aguardado a su lado hasta que todo ha comenzado a mejorar y Gonzalo Caballero ya comienza a pensar en su regreso a las plazas de toros.

Carlos Ochoa, su apoderado y uno de sus mejores amigos, ha estado al lado de Gonzalo Caballero no solo en cuestiones taurinas, sino también en los malos momentos personales. De ahí la importancia de su visión no solo de cómo se ha recuperado de la cogida y sus planes de futuro, sino también sobre cómo vivió el su ruptura de Victoria Federica, la principal ausencia en el hospital junto al diestro. Una oportunidad que dejó pasar y que fue entendida como la confirmación de que su historia de amor se había ido al traste y ambos habían iniciado una vida por separado.

El apoderado de Gonzalo Caballero ha explicado que la fama por su relación con Victoria Federica le vino grande. Él está centrado en su carrera como torero y no esperaba ser conocido más allá de su buen hacer con el capote y la espada sobre el albero. “Al margen del toro no piensa en nada más, su cabeza está solo en el toro”, asegura Carlos Ochoa, su apoderado y amigo, que ve cómo la hija de la infanta Elena no solo ha salido del corazón del torero, sino también de su mente. Eso sí, deja abierta la posibilidad de que su relación continúe, pero ahora como meros amigos y sin derecho a más, aunque solo sea porque ella ha encontrado un nuevo novio y él está centrado en recuperar la salud para triunfar como matador de toros.

Gonzalo Caballero, según su amigo, “está con muchísima ilusión, en un momento extraordinario” y es que está preparando su vuelta a los ruedos. Por el momento está entrenando, encerrado en casa no tanto por el tema del coronavirus, sino porque está centrado en recuperar su pierna y cumplir su sueño de salir por la puerta grande de Las Ventas. Lo que le deparará el destino en cuestiones de amor ahora no son una preocupación para él. Todo a su tiempo y para Victoria Federica ya terminó el suyo.