La amenaza de una demanda sobrevuela a Sylvia Pantoja por sus duras declaraciones sobre su prima, Isabel Pantoja. Así afronta ella esta amenaza anunciada. Vea el vídeo


El boom mediático que ha supuesto conocer lo que sucede en Cantora ha hecho que a Isabel Pantoja le crezcan los enanos, lo que suele decirse cuando no dejan de aparecer personas de su pasado que regresan a la primera plana al ver cómo el árbol ha caído y se puede hacer leña fácilmente. Así ha regresado a la actualidad Sylvia Pantoja, prima de la tonadillera, que a pesar de estar afincada en México luchando por levantar su carrera, ha decidido instalarse en España para aprovechar el revuelo mediático que se ha formado alrededor de su apellido y su familia. Eso sí, su decisión de sentarse en el plató de la tercera entrega de ‘Cantora, la herencia envenenada’, bien podría salirle muy caro, dado que el equipo jurídico de Isabel Pantoja ya trabaja para ver quién pisa la línea roja y es digno merecedor de una demanda anunciada.

Vídeo: Europa Press

¿Cómo afronta Sylvia Pantoja este peligro? La cantante sabe a la perfección a qué se expone al regresar a los platós de televisión para hablar de los capítulos más oscuros de la vida de su prima, Isabel Pantoja. Su deseo era mostrar su apoyo hacia Kiko Rivera, con el que ya no atesora relación alguna, y, de paso, para poner sobre la mesa los supuestos feos que su prima y sus incondicionales le hicieron en sus años de juventud. Su relación era idílica hasta que los supuestos celos profesionales y sentimentales de la tonadillera hacia su joven prima rompieron su unión. Al menos eso ha dicho Sylvia Pantoja este viernes y bien podría suponer que entre a formar parte del selecto grupo de personas que deberán defender su verdad ante un juez y es que Isabel Pantoja ya ha mostrado su intención de llevar a juicio a todo aquel que se salga del tiesto y hable más de la cuenta.

Telecinco

Vea el vídeo de la entrevista a Sylvia Pantoja tras sus fuertes declaraciones sobre Isabel Pantoja y cómo piensa afrontar una posible demanda de su prima. Sabe que este riesgo pende sobre sus hombros y parece no estar muy preocupada en si finalmente un requerimiento judicial llega a su buzó informándole de que se abren cuentan pendientes contra ella. Así piensa afrontarlo ella. Dale al play.