Después de guardar silencio durante 37 años, la madre de Canales Rivera ha confesado el motivo real que provocó su mala relación con la tonadillera.


Meses después de hablar largo y tendido sobre sus vivencias junto a su hermano Paquirri e Isabel Pantoja, Teresa Rivera se ha sentado en ‘Sábado deluxe’ para someterse al polígrafo de Conchita. La madre de José Antonio Canales Rivera se ha abierto en canal y ha confesado, por fin, cuál es el motivo real de su enemistad con la tonadillera.

Telecinco

Teresa Rivera ha desvelado este sábado un hecho que cambió su forma de ver a Isabel Pantoja y que tuvo lugar el día de la boda de la tonadillera con su hermano Paquirri el 30 de abril de 1983. «Lo estaba engañando. Mi hermano sí me hubiese creído si se lo hubiera contado, pero sabía que ella no iba a ser sincera con él. Eso es algo que te parte el alma«, comentaba sin querer entrar en detalles al principio de ‘Sábado deluxe’.

Ya entrada en materia, Teresa Rivera hace hincapié que fuera una persona a la que le daba total credibilidad quién le contó la supuesta deslealtad de la tonadillera con una tercera persona. «Me dio miedo contárselo, estaba a punto de casarse y tenía que poner en un aprieto a la persona que me lo contó. Jamás pensé en contárselo a Isabel. A mí esta historia me sentó muy mal porque era mi hermano«, proseguía la madre del concursaste de ‘Secret Story’ y destapaba que la tercera persona en cuestión era una mujer. Una revelación que no ha pillado a muchos de los colaboradores por sorpresa puesto que aseguraban que siempre habían manejado la información.

«No sé el tiempo que duraron, lo único que sé es que esa persona se fue de la casa. Me han dicho que le contaron algo a mi hermano y por eso pienso que pensaba separarse», decía y reculaba sobre la identidad de la persona en cuestión dejando claro que se trataba se «una amistad, no puedo decir si era una mujer o un hombre«.

Después de atreverse a contar este hecho que sucedió 37 años atrás, Teresa Rivera ha insistido en que tenía buena relación con Isabel Pantoja hasta que se casó con su hermano y la tonadillera cambió de la noche a la mañana. «Todo empezó porque ella no quería que fuésemos a Cantora. Que no fuese yo con mis hijos, porque mi hermano Antonio sí que iba porque trabajaba allí con mi hermano Paco. Ella le dijo a mi hermano que no fuéramos y mi hermano le dijo que entonces tenía que salir su familia también», narraba.

Teresa Rivera y su enfado con su hermano Antonio Rivera

El pasado martes, José Antonio Canales Rivera confesaba en ‘La casa de los secretos’ que cambió el testamento de su abuelo sin que el resto de su familia lo supiera para que su madre saliera beneficiada. Algo que ha supuesto como un jarro de agua fría dentro de los Riveras, quienes se enteraban en directo de lo sucedido. Este sábado, Teresa Rivera reconocía que ella tuvo conocimiento porque para cambiar la potestad de su hermano ante notario tuvieron que estar tanto ella como su hijo presentes.

Antonio Rivera, hermano de Paquirri, ha dicho basta y no ha dudado en contarle a ‘Viva la vida’ que estaba «muy cabreado» con lo sucedido. «Canales, te has equivocado. Desde que murió mi padre, ha sido este 12 de octubre cuando he descansado porque me he enterado de lo que hicieron… Voy a decir muchas cosas, pero a su debido momento. Despacio  con buena letra», explicaba el tío de José Antonio Canales al programa de Telecinco. Tras esto, evidenciando la tensión familiar que existe en el momento, Antonio Rivera ha dejado la puerta abierta a tomar acciones legales contra lo que hizo su sobrino.

Después de escuchar a su hermano, Teresa Rivera ha insistido en que no entiende su postura puesto que él se llevó su parte de la herencia dejando claro que no se quedó sin su parte del dinero. «Nadie hace un testamento sin el que hace el testamento. Mi padre fue con Canales al notario. Él dijo que lo suyo era para mí, él no ha robado ni ha hecho nada. Él se llevó su parte, yo me llevé la parte de mi hijo, no me preocupa su enfado«, comentaba serena. Eso sí, la hermana de Paquirri también se ha mostrado dolida por la poca ayuda que tuvo de su hermano cuando su padre comenzó a enfermar. «Yo le llamaba para que viniera y nunca tenía tiempo, nunca le pregunté… Igual tenía la tranquilidad de que estaba conmigo…», sentenciaba Teresa Rivera.