Eugenia Martínez de Irujo explica el susto que vivió con la estafa a su hija Tana

“Horrible. Todo lo que habéis visto en noticias, periódicos, telediarios, todo, exactamente eso. Ha sido un susto muy horrible. Lo hemos pasado muy mal, pero mira, gracias a Dios está en casa, ha venido así que ya mira… Y desde luego tomaremos las medidas oportunas, se va a hacer una, por supuestísimo, una demanda global de todas las chicas. Los menores supongo que sus padres, e ir hasta el final porque me parece impresentable que gentuza como esta, que se van las niñas encantadas de la vida con el ánimo de ayudar y con toda la ilusión del mundo y te encuentres con esto. Y luego ya el episodio de las pistolas, los medio matones estos, los mercenarios de este hombre… Pues en fin”.

Con estas palabras explicaba la pasada noche Eugenia Martínez de Irujo cómo vivió el que es uno de los sustos más grandes de su vida. A principios de julio su hija, Tana Rivera, cogía un avión con un grupo de amigos rumbo al país africano de Ghana para hacer de voluntaria de la mano de la ONG ‘Yes we help’ sin saber que se trataba de un fraude. Y es que lo que apuntaba a ser una de las experiencias más emocionantes y enriquecedoras de su vida terminó por convertirse en una auténtica pesadilla.

Tras pasar un poco de hambre y darse cuenta de que no existía ningún proyecto de voluntariado, parecía que la cosa no podía ir a peor para los jóvenes voluntarios que, el pasado martes, vivieron la peor experiencia de sus vidas cuando un grupo de hombres armados irrumpió en su residencia bajo amenazas. “Tana está bien, gracias a Dios, pero ha sido un fraude. Es una pena que ocurran este tipo de cosas con fines solidarios”, contaba la mujer de su padre, Lourdes Montes, tras conocerse la noticia. Fue entonces cuando la embajada de España en el país africano decidió que los voluntarios debían volver a casa. Eso sí, escoltados durante el camino al aeropuerto para garantizar su seguridad.

Por suerte, la joven ha conseguido dejar atrás el mal trabajo y ha empezado a hacer planes rodeada de quienes más las quieren. El pasado domingo no se quiso perder el concierto que el grupo Morat daba en el Teatro Real de Madrid y, aunque con el rostro serio, se dejaba ver en público acompañada de su madre. Según Eugenia, Tana le ha explicado “hasta el final la verdad es que decía que no sentía mucho miedo, que estaban indignados con todo lo que estaba pasando. Pero claro, el día antes que ocurrió todo esto, imagínate. Yo cuando me enteré fue horrible, pegué un grito. Ahora me rio, pero…”.

10Cayetana Rivera ya está en casa tras vivir una experiencia muy dura

9Su viaje de cooperación acabó de la peor manera posible

8La ilusión cayó en saco roto y es que era un fraude

7Por su fuera poco, unos hombres armados irrumpieron en la residencia

6Tuvieron que salir del país africano escoltados hasta el aeropuerto

5Su madre, Eugenia Martínez de Irujo, ha contado que fue «horrible»

4«Desde luego tomaremos las medidas oportunas», ha asegurado y es que habrá una demanda

3Está muy indignada por lo que ha tenido que vivir su hija

2«Luego ya el episodio de las pistolas, los medio matones estos, los mercenarios de este hombre… Pues en fin…»

1Ahora que está en casa Tana se recupera del susto haciendo planes con los suyos