La Marquesa de Griñón ha contado que a veces ha sido mal tratada por pertenecer a una familia acomodada.


Tamara Falcó ha vuelto a desvelar algunos de los episodios de su vida en el plató de ‘El Hormiguero’. Como cada jueves, la socialité ha participado em la mesa de debate del programa. Uno de los temas de la noche era la nueva ley de educación, que permitirá poder pasar de curso sin aprobar.

«Tengo amigos que sus padres tienen mucho dinero y son un desastre»

“No es una buena medida, pero no me parece la peor, el sistema educativo tiene lagunas desde hace años y se ve una gran desigualdad en torno al poder adquisitivo, hay que incidir en los medios de la educación pública”, opinaba Juan del Val. “A mí me parece muy buena medida si se pudiera aplicar, si tuvieras aulas de 15 alumnos, por ejemplo”, destacaba Nuria Roca. La Marquesa de Griñón contaba que conoce a personas con medios suficientes para acceder a los mejores centros educativos, pero aún así se les dan mal los estudios: “Yo tengo amigos que sus padres tienen mucho dinero y son un desastre».

«Es lo que aprendí en Estados Unidos. Yo muchas veces he recibido el trato a la inversa: ‘Eres hija de tal, entonces no sirves’. Solamente estás aquí porque tal», añadía. La colaboradora cursó el Bachillerato en Massachussets e inició sus estudios universitarios Comunicación en el Lake Forest College. Tanto fuera como dentro de España alguna vez la han hecho sentir que no había logrado nasa por méritos propios, si no porque sus padres -de elevadísimos recursos económicos- se lo permitían. A pesar de este tipo de reveses ha sabido mantenerse firme en sus convicciones: «Tienes que tener paciencia e ir demostrando poquito a poco y que no te afecte».

Tamara Falcó conjunto otoñal
Instagram

“Debe haber alguna forma de medir el rendimiento del alumno profundizando en la actitud, en el esfuerzo, en la forma de relacionarse… más allá de sacar un aprobado o no, pero tiene que haber una forma de medir”, comentaba Cristina Pardo sobre el asunto de la educación. Un tema que a Tamara le interesa de manera especial, ya que conoce diversos sistemas educativos.

«Aquí o eres bueno en mates o eres bueno en lengua»

«En España hay cosas que a las se les da mucha importancia, como la lengua o las matemáticas», subrayaba. «Las raíces cuadradas no las he utilizado mucho. Me hubiera encantado una disciplina a la hora de hacer gimnasia, hacer deporte. Los jueves tenía dos horas de gimnasia en toda la semana. En Estados Unidos alguien sobresale en un deporte como el golf y consigue ir a la universidad becado por eso. Aquí o eres bueno en mates o eres bueno en lengua o apaga y vámonos».

Lo cierto es que a Tamara nunca se le han resistido los estudios. Además de su carrera universitaria, acaba de obtener un diploma como experta en en el arte de dar de comer en la prestigiosa escuela de cocina Le Cordon Bleu.