Renovada y positiva, la peluquera concede una sincera entrevista en la que habla de sus problemas de salud mental o de la segunda parte de la docuserie de Rocío Carrasco.


El 2021 ha sido un año complicado para Raquel Mosquera. La viuda de Pedro Carrasco ha superado una «época muy mala» después de sufrir dos brotes psicóticos. Lleva años luchando por sobrellevar sus problemas de salud mental. Aunque ha sufrido varios contratiempos a nivel emocional, nada ha conseguido que pierda la ilusión por seguir adelante. Cuenta con el apoyo de su marido, Isi, así como el amor de sus dos hijos: Raquel, de 16 años, fruto de su relación con Tony Anikpe, y el pequeño, Romeo, de seis, nacido de su idilio con su actual pareja.

En el nuevo número de SEMANA, que ya está a la venta en todos los supermercados y kioscos del país, podrás leer la entrevista que la peluquera ha concedido en exclusiva. En ella que damos la bienvenida a diciembre con una charla en la que la empresaria habla a corazón abierto de su vida, su centro de belleza en Las Rozas o su chalet de Galapagar, que sigue a la venta.

Foto: Portada de SEMANA

La irrupción de la pandemia supuso un duro varapalo para Raquel Mosquera. Lleva trabajando desde que era muy joven, pero el parón que supuso el confinamiento y las restricciones de movilidad y aforo para evitar el avance de la pandemia afectaron, y mucho, a los negocios de la pareja. Ella vio cómo su peluquería tuvo que permanecer meses cerrada. Isi, por su parte, afrontó el cierre forzoso del restaurante que regenta en la localidad madrileña de Móstoles. Todo ello ha provocado que tomen la decisión de reducir todo lo posible los gastos familiares y trasladarse a una vivienda más pequeña, y más próxima a la peluquería de Raquel, haciendo más llevadero para todos el día a día.

Lo que piensa del documental de Rocío Carrasco

Tras superar su última crisis, por la que tuvo que permanecer ingresada varias semanas en un centro sanitario de Madrid, Raquel Mosquera se sienta nuevamente con esta revista y concede una larga y sincera entrevista. En ella hace referencia a Rocío Carrasco, hija de su difunto marido, con cuyo testimonio en el documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ sigue sin estar de acuerdo. Ante el inminente estreno de la segunda parte, que llevará por título ‘En el nombre de Rocío’, la estilista capilar tiene clara su postura sobre temas que antaño tuvieron que ver con su pareja.

En su encuentro con SEMANA, Mosquera repasa otros asuntos, como su trabajo como colaboradora en ‘Viva la vida’, el programa que presenta Emma García los fines de semana en Telecinco. A sus 52 años, la madrileña tiene muy claro en qué momento se encuentra y en qué dirección desea ir para llevar una vida plena.