Todas las miradas se han puesto en Mar Flores tras la exclusiva de SEMANA. Muchos han sido los que han pensado en ella tras conocerse que su hijo, Carlo Costanzia, se enfrenta a 9 años de prisión y es que le acusan de un presunto delito de estafa continuada por el que va a ser juzgado estos días. La modelo está preocupada, al igual que lo estaría cualquier persona en su situación, pero ¿cuál ha sido su reacción ante las preguntas de la prensa? A continuación te mostramos un vídeo en el que se ve a la madre de Carlo entrando en su casa, así como su actitud cuando le preguntan por su hijo.

Vídeo: Europa Press

Carlo Costanzia, de momento, no ha dado explicaciones sobre el juicio en el que tendrá que rendir cuentas, un proceso en el que han acusado tanto al hijo mayor de Mar Flores como a su socio de haber estafado miles de euros. Son varias las denuncias contra ellos, detalles que te desgranamos en el interior de nuestra revista desde este miércoles. Según ha podido saber este medio en exclusiva, habría estafado a través de un negocio dedicado a la compraventa de coches de alta gama. Esta revista puede confirmar que Carlo ha mantenido en todo momento que él ha sido víctima de un engaño, versión que te mostramos a partir de este miércoles en SEMANA, así como sus argumentos frente a la justicia.

Mar Flores prefiere no responder y así no entrometerse en un asunto tan espinoso como este. Ella está en contacto con su hijo y sabrá perfectamente los detalles de un juicio que está a punto de llegar. En nuestro medio conocemos todos los datos de este problema judicial que ahora angustia a Carlo, quien en la actualidad está centrado en su carrera como actor y en triunfar gracias a la que es su pasión. Este escollo en el camino ahora le hace ser noticia, aunque él prefiere no avivar la polémica para así seguir con su vida.

portada-semana
SEMANA

Con un look desenfadado y sin girar la cabeza ni siquiera a la cámara, Mar Flores demuestra que se siente incómoda con todo lo que está sucediendo en sus vidas desde hace meses. No quiere ser la comidilla ni que enturbiar o entrar a valorar este asunto legal que tantos quebraderos de cabeza está provocando en su familia.