Isabel Pantoja continúa imparable en todas y cada una de sus citas con su público. Hace tan solo unos días, la tonadillera brillaba con luz propia en su concierto de Almería y también dejaba a la vista de todos su gran emoción al acordarse de sus cuatro nietos. En concreto, la tía de Anabel Pantoja comenzaba a llorar después de dedicarle una de sus canciones. La cantante está atravesando una auténtica montaña rusa de emociones a raíz de su vuelta a los escenarios, así como tras la noticia del embarazo de su sobrina. Una psicóloga analiza en SEMANA qué hay detrás de las lágrimas de la cantante por los hijos de Kiko Rivera e Isa Pantoja

Las fases psicológicas de Isabel Pantoja, analizadas por Lara Ferreiro

Las fases psicológicas de Isabel Pantoja, analizadas por Lara Ferreiro

Foto: laraferreiro

Lara Ferreiro, psicóloga de la aplicación de citas Ashley Madison, explica a SEMANA que para Isabel Pantoja subirse a los escenarios es terapéutico porque es cuando aprovecha para mandar algún que otro mensaje a través de sus canciones. Algo que hizo en Almería al dedicarle 'Hasta que se apague el sol', una de sus míticas canciones a sus cuatro nietos. "No hay debate, ella lo hace siempre así, es el modus Pantoja", deja claro nuestra experta. Ante esto, la escritora del superventas 'Adicta a un gilipollas' insiste en que la tonadillera ha pasado por varias fases psicológicas hasta el punto de llegar a emocionarse en público al acordarse de sus nietos. 

"La fase número uno pasa por todos los conflictos familiares que ha tenido. La fase dos es ese arrepentimiento por la situación y sentir el síndrome de la mala madre, culpable. La tercera fase pasa por tener sentimientos de soledad. A través de las lágrimas, la veo que podría estar en la fase cuatro, en el deseo de reconciliación. La siguiente sería la curación de heridas familiares o continuación del conflicto", analiza. 

Así es la entrañable casa en el mar en la que Miri Pérez se recupera a su vuelta de 'Supervivientes

También te interesará

Así es la entrañable casa en el mar en la que Miri Pérez se recupera de 'Supervivientes 2024' junto a su padre

Isabel Pantoja en su reaparición.

Isabel Pantoja se marca un baile improvisado en el coche antes de volver a Cantora.

EUROPA PRESS.

Tras esto, Lara Ferreiro explica que Isabel Pantoja tendría más presente que nunca a sus cuatro nietos por su deseo de que haya una reconciliación familiar. La edad pesa y la tonadillera siente un deseo irremediable de que los hijos de Kiko Rivera e Isa Pantoja la recuerden. "Al final, la relación entre abuelos y nietos es de gran importancia para el desarrollo y bienestar tanto de los abuelos, como de los nietos y de todos. Los abuelos transmiten valores, tradiciones, experiencias. Son una fuente de amor incondicional. Es una segunda oportunidad para ella de crear como unos segundos hijos", analiza. A este respecto, la psicóloga de la aplicación de citas Ashley Madison nos revela que en sus propias terapias vive esto: "A mí me dicen pacientes que quieren más a los abuelos que a sus propios padres. Son una figura como de una segunda madre o padre". 

Lara Ferreiro insiste en que Isabel Pantoja se está perdiendo este vínculo entre abuela y nietos. "Al final, muchas veces, los menores siempre son monedas de cambio. Si la relación entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja está rota, desgraciadamente las consecuencias es que ella no va a ver a sus nietos. La mala relación con los hijos influye, pero en ningún caso debería ser así", afirma la psicóloga. 

El motivo de sus lágrimas: arrepentimiento y deseo de reconciliación

Isabel Pantoja se emociona en su concierto de Almería

Isabel Pantoja se emociona en su concierto de Almería

Foto: Gtres

Centrándose en las lágrimas que derramó al dedicarle su canción a sus cuatro nietos, Lara Ferreiro reconoce que se debe a "una mezcla de emociones muy complejas". "Podría tener arrepentimiento y culpa, te genera como que ha fallado, como madre o como abuela. También está la nostalgia y pérdida, la distancia emocional. La sensación de que ha perdido una familia porque ella era como la matriarca. Ahora todo está muy desestructurado y muy disfuncional. Puede tener sentimiento de no poder manejar la situación y no poder verles porque se lleva mal con sus hijos. Está fuera de su control. La soledad también te desgarra por dentro", indica la autora de 'Adicta a un gilipollas'. 

Kiko Rivera

También te interesará

La dura reacción de Kiko Rivera a las lágrimas de Isabel Pantoja, en pleno concierto, por sus nietos

Por otro lado, la psicóloga explica a SEMANA que el hecho de abrirse en canal a este respecto delante de su pública indica también un deseo de "súplica". "Intenta curar sus heridas emocionales a través de abrirse a su público, es una terapia. Es su única plataforma para ventilar sus sentimientos", analiza. 

Lara Ferreiro también deja claro que Isabel Pantoja está en un momento de gran vulnerabilidad. "La veo como con los sentimientos a flor de piel, con necesidad de cariño, de que sus hijos vuelvan a su vida, que haya un intento de reconciliación", asevera la psicóloga de la aplicación de citas Ashley Madison. "Busca esa reconexión con sus nietos. Con esas dedicatorias públicas está intentando mandar un mensaje a sus hijos", finaliza.