En su segundo día de regreso a la parrilla televisiva, y un día después de tener a Sonsoles Ónega como primera invitada de la temporada, el plató de ‘El Hormiguero‘ ha recibido otra destacada visita: la de Paz Padilla. La actriz y presentadora ha reaparecido en la pequeña pantalla tras un verano muy intenso, especialmente en el terreno sentimental. Y es que, tal y como mostramos en exclusiva en SEMANA, ha disfrutado de sus primeras vacaciones junto a su novio, Fran Medina. Imposible ocultar que se siente feliz. Está preparada para esta nueva historia de amor que ha llegado a su vida. Así lo ha explicado en primera persona: «Me han criticado mucho en las redes porque han pasado ya dos años desde que Antonio falleció. Han salido unas fotos en las que salgo con un chaval. Y han dicho que ‘hay que ver’, que ‘si tanto lo quería».

Paz Padilla (2)
Antena 3

«Yo quiero hacer una reflexión. ¿Qué tiempo hay que esperar para rehacer tu vida? ¿Estamos en la época de Egipto en la que cuando muere el faraón a la mujer se le entierra con él? El amor no es algo que acabe cuando la persona se va. El amor no se dosifica… El amor es inmenso. Y yo tengo una gran capacidad para amar», ha dicho de manera tajante.

Paz Padilla lamenta que «la sociedad» le imponga que «es viuda»: «Hay que sufrir lo justo»

Tras hablar por primera vez de su novio, Paz defendía que debe seguir adelante. Su marido, Antonio Juan Vidal, falleció el 18 de julio de 2020 como consecuencia de un tumor cerebral. Jamás podrá olvidar lo que vivió y sintió a su lado, pero ahora empieza una nueva etapa: «¿Dejas de amar a un hijo porque tienes otro? ¿Dejas de hablar con tu madre porque ya no está? Yo tengo mucha capacidad de amor. Mi madre me ha dicho: ‘No sufras más’. Me costó aceptarlo. Yo aprendí a aceptarlo. Aprendí que quería seguir viva. No me importa el tiempo que siga aquí, pero el tiempo que esté, quiero ser feliz. Hay dos opciones. Puedes caerte en un agujero o caerte en una fosa, en una tumba. Y de la tumba no se sale».

paz-padilla-1
SEMANA.

Ha dejado claro que no ha dejado de amar a su difunto marido, pero tiene todo el derecho del mundo a enamorarse de nuevo: «Hay que sufrir lo justo, no más. No podemos hacer que la sociedad nos diga: ‘Es que es viuda y tiene que ser viuda. Lo digo por muchas mujeres o muchos hombres que les cuesta rehacer su vida porque se sienten mal, se sienten culpables. Y piensan: ¿Cómo puede ser que quieras a otra persona».

«Antonio no va a aparecer, no va a venir», se lamenta al hablar de su difunto marido

«Yo sé cómo me amaba Antonio. Sé que Antonio me diría: ‘Levántate’. Si yo me meto en una cama y lloro y sé que Antonio aparece por la puerta te juro por mi madre que no me levanto de la cama. Pero es que no va a aparecer, no va a venir. La única opción que yo tengo es el tiempo que esté aquí, ser feliz», proseguía. «Entiendo que a mucha gente le cuesta mucho trabajo. Yo digo lo que a mí me ha ayudado. A mí me ha ayudado entender que llega un momento que no puedes hacer nada. Lo único que puedes hacer es que el tiempo que estés con él y que sea maravillosa. La única camisa que te pones no lleva bolsillo. El otro día escuché una frase maravillosa: ‘Si te mueres y te sobra dinero es que has hecho mal los cálculos».