Mari Ángeles Grajal ha confirmado el paso que ha tenido que dar y que le entristece mucho: la venta de la casa que compartía con Jaime Ostos.


El pasado 8 de enero, Mari Ángeles Grajal vivía el peor día de su vida tras la muerte de su marido, Jaime Ostos. La desagradable noticia la recibió en Bogotá, Colombia, donde se encontraba la pareja disfrutando de unos días de vacaciones por Navidad en compañía de unos amigos. Jaime fallecía a causa de un infarto a los 90 años de edad. Ahora, unos meses después, la mujer del torero sigue con su vida, pero ha tenido que dar un paso definitivo y obligado.

Mari Ángeles Grajal ha reaparecido este lunes y ha querido confirmar que ha tomado la decisión de poner a la venta la casa que compartía con su marido. Ha asentido con la cabeza cuando le han preguntado por el paso que ha dado de deshacerse de ella, porque se le hace grande: «Así es», declara.

Aunque no se ha mostrado muy habladora, Mari Ángeles sí ha querido confirmar la decisión que ha tomado, así como la tristeza que le da tener que vender la casa porque tal y como ella misma asegura, hay «muchos recuerdos». Hace casi tres meses que tenía que dar el último adiós al hombre de su vida y ahora toca hacerse a su nueva rutina.

Confirma que la venta de la casa que compartía con Jaime

Vídeo: Europa Press.

Se ha hablado mucho sobre las condiciones en las que estaba la casa. Muchos medios han comentado que la vivienda necesitaría algunas reformas. Mari Ángeles Grajal se ha mostrado muy enfadada. «La gente que ha puesto eso tiene muy mala idea. Yo sé que vende mucho más poner eso que poner que la casa es estupenda, pero me da igual», declara, dejando claro que no está dolida por todo lo que se ha dicho.

Unas de las últimas veces que la vimos públicamente fue pocos días después de morir su marido. Mari Ángeles Grajal se dejó ver en compañía de un grupo de amigas, que se han convertido en su mejor refugio para superar la ausencia de su marido. Ya de vuelta en España tras pasar el peor viaje de su vida, esta quedó con ellas para disfrutar de una comida. No dudó en compartir con la prensa que estaba «hundida».

Lo hacía entre lágrimas: «Estoy hundida, muy hundida. Gracias a mis amigas que me acompañan todo el rato», empezaba diciendo entre lágrimas, pero agradecida a sus mejores amigas que no la han dejado sola en ningún momento. La que fuera mujer del torero Jaime Ostos reconocía que estaban siendo días muy complicados. «Terrible», declaraba rotunda sobre cómo ha sido la vuelta a casa sin su marido. María Ángeles Grajal aterrizaba pocos días después del fallecimiento de su marido con las cenizas de Jaime y se reencontraba en el aeropuerto de Barajas de Madrid con su hijo, Jacobo Ostos, junto al que protagonizaba un emotivo momento.

¿Dónde murió Jaime Ostos?

Jaime Ostos murió en Bogotá, Colombia, a causa de un infarto. Allí se encontraba disfrutando junto a su mujer y unos amigos de unas vacaciones de Navidad.