Preocupa el estado de salud del diestro Gonzalo Caballero después de la grave cornada que sufrió este sábado con motivo de la corrida por el ‘Día de la Hispanidad’. El torero, pareja sentimental de Victoria Federica de Marichalar, fue operado en la misma enfermería de la plaza de Las Ventas y posteriormente fue intervenido con éxito por segunda vez en el Hospital San Francisco de Asís. Entre sus amigos que siguen de cerca su evolución se encuentra Miguel Abellán que ha dado la última hora en el programa ‘Viva la vida’.

Operan por segunda vez a Gonzalo Caballero

Abellán ha señalado que se encuentra en un estado de sedación debido a su segunda operación en la que le tuvieron que hacer un bypass. «Su estado es crítico porque todavía no sabemos cuál va a ser el desenlace», ha indicado.

Gonzalo Caballero, novio de Victoria Federica, sufre una grave cogida en Las Ventas

Por el momento continúa en la UCI con respiración asistida mecánica. También ha reconocido que deben tener «paciencia»: «No podemos precipitarnos». Los médicos han recomendado a la familia y amigos «precaución». Abellán ha recordado que como habitualmente se dice en momentos críticos «el no tener noticias es buena señal». 

Asimismo, ha afirmado que su amigo estuvo cinco horas sin riego en la pierna izquierda, lo que puede tener importantes consecuencias. Abellán sabe que se encuentra en las mejores manos y ha añadido que el primer trabajo que se hizo en la enfermería de la plaza fue vital. Por último, ha querido agradecer la labor del personal sanitario que ha asistido a Gonzalo Caballero, tanto al médico de Las Ventas que consiguió «salvarle la vida» como al doctor que posteriormente «obró el milagro». 

Gonzalo Caballero, novio de Victoria Federica, se enfrenta a su peor pesadilla

El parte médico emitido por el Hospital San Francisco de Asís indica que el equipo de Cirugía Vascular del Dr. Gandarias le reintervino para reparación de las lesiones vasculares producidas en la plaza de Las Ventas y su situación es «grave». 

 

El diario ABC ha confirmado que la hija de la infanta Elena y Jaime de Maricharlar siguió todo lo que acontecía en el coso desde la andada 9 y pudo bajar para preocuparse por el estado del diestro, pero aún no hemos visto imágenes de la joven ni en la plaza ni en el hospital donde está ingresado el torero.