La tertuliana, sin pelos en la lengua, ha comenzado a relatar todos los secretos de su relación con el periodista.


Todo el país está enganchado a la historia del momento, que cada segundo que pasa tiene un nuevo capítulo. Después de escuchar a todos los protagonistas, Marta López, que primero se confesó en exclusiva en SEMANA, ha tirado de la manta y ha contado detalles de su relación con el colaborador de ‘Ya es mediodía’.

La que fuera concursante de ‘Gran Hermano’ ha dejado claro que seguía manteniendo una relación sentimental con Alfonso Merlos. Ante esto, López asegura que se siente humillada y dolida porque el periodista no solo le ha hecho daño a ella, también a su familia. La tertuliana no entiende qué ha ocurrido y menos cuando, según ha explicado, día sí y día también, su ya expareja el decía de forma diaria lo mucho que la quería y las ganas que tenía de que se casaran.

Sobre las versiones de Merlos y Alexia, López explica que solo hay una verdad y es la suya puesto que las declaraciones de los otros protagonistas tienen muchas contradicciones. La de ‘Viva la vida’ ha confesado que los primeros días de confinamiento estuvo junto a Merlos. «He estado con él hasta el día 12″, aclaraba. Además, ha insistido en que en estas últimas semanas el periodista le suplicaba a diario «que quería venir a mi casa».

Pocas horas después de su intervención en el programa de Emma García, López se ha sentado en ‘Sábado deluxe’ para dar más detalles sobre la polémica del momento. Al principio, se ha mostrado con cierto recelo a la hora de seguir hablando y apostaba por no entrar para proteger la imagen de quien era su familia. Sin embargo, tras ver unas imágenes de enero en las que aparece su expareja comiéndose a besos a una misteriosa joven, López ha estallado y ha comenzado a dar datos, hasta ahora desconocidos, entre los que se encuentran sus secretos de alcoba.

«Él no me ha dejado»

Eso sí, Marta López ha dejado claro que ha sido ella quien ha roto la relación. «Él no me ha dejado, le he dejado yo el jueves. Él el jueves me decía que me quería, le he dicho yo que que me deje de hablar, que si quería seguir conmigo me ha puesto los cuernos. Ellos mienten y yo he enseñado las pruebas que tengo. Lo que siento hacia él es un desprecio enorme», explica.