Durante una de sus últimas intervenciones en la tele, Kiko Rivera destapó el sucio juego que tiene su madre Isabel Pantoja con un piso del DJ en Madrid


Durante las últimas semanas, mucho se ha hablado de la guerra mediática que mantienen Isabel Pantoja y Kiko Rivera. Madre e hijo se han enzarzado en disputas a través de diferentes llamadas telefónicas a diversos programas de televisión. De hecho, una de estas por parte del DJ ha destapado el «juego sucio» que mantiene la tonadillera con un piso que sería propiedad de Kiko Rivera y que no le permitió vender y por el que está arrastrando una millonaria deuda. Pero, ¿cuál es el famoso piso que divide a madre e hijo? ¿En qué estado se encuentra ahora mismo este? ¿Quién vive en esa propiedad?

Kiko Rivera querría vender su loft de San Sebastián de los Reyes

Muchos conocemos los problemas económicos a los que se ha enfrentado el cantante durante los últimos años. De hecho, él tenía embargado un loft en San Sebastián de los Reyes debido a sus problemas con Hacienda con una deuda que ascendía a más de 200.000 euros. Un piso que en su momento, Kiko intentó vender para solventar sus problemas económicos, pero que su madre le convenció para que no lo hiciera. De hecho, un comentario referente a este piso por parte de la tonadillera habría molestado mucho a Kiko Rivera.

“Llamé a mi madre y le digo: «mamá tendría un posible comprador. Lo que pasa es que no me da todo lo que pido, pero al menos me quito las letras del piso y es una cosa menos». Mi madre dice «no, me lo quedo yo y yo en vez comprártelo, te pago la letra y es como si lo tuvieras alquilado». Digo, «vale». Y ahora me dice que me está pagando el piso”, ha confesado Kiko Rivera en una de sus últimas llamadas a Telecinco, muy dolido.

© Telecinco.

Hay que echar la vista hacia atrás para conocer el comienzo de esta historia. Kiko puso a la venta este loft en el año 2015, cuando comenzaron sus problemas con el fisco. En un primer momento, el artista estuvo escuchando varias ofertas pero ninguna lo suficientemente jugosa con la que recuperar el dinero que le habría costado el inmueble. Kiko compró la propiedad, destinado en taller y reconvertido en vivienda, en el año 2009 por 338.000 euros por lo que firmó una hipoteca por 20 años con el Banco Gallego. En 2015 sobre el loft había un embargo a favor de la Agencia Tributaria en garantía de 198.577, 71 euros y 16.600 de intereses y costas.

A principios de este año, Kiko Rivera saldó su deuda con Hacienda un año después de participar junto a Irene Rosales en ‘Gran Hermano VIP’, según aseguraba el círculo cercano al hijo de Isabel Pantoja. De hecho, este fue uno de los motivos por los que el matrimonio entró a participar en el reality: para saldar todas sus deudas con Hacienda. A pesar de esta información, todavía aparecerían en el registro las deudas.