La reina Letizia junto a al rey Felipe VI en la Pascua Militar 2018.

Un año más, la reina Letizia ha sido centro de atención en la Pascual Militar que cada año se celebra el 6 de enero y que es presidida por los Reyes.

El look escogido por la reina para este día es analizado con lupa (como todos los que luce), y este año ha confirmado que el azul marino es su color preferido para un marco como este.

La reina Letizia ha optado por un sobrio vestido en color azul marino, un tono por el que ya ha se ha decantado en años anteriores, como en el 2014 o en 2017. La parte de arriba, compuesta por un cuerpo abotonado con hombros marcados, ha dado cierto aire uniformado al look de la reina, sin embargo, Letizia ha introducido elementos con los que ha logrado cierto estilo retro: la tela aterciopelada, los botones, el cuello con solapas y la manga abullonada y puño marcado.

Aire uniformado y retro.

La falda, larga y tubular remataba un vestido estructurado en bloque, muy apropiado para la ocasión y que ha contrastado con el de un floreado estilismo de la reina Sofía.

Como peinado, la reina Letizia ha lucido un recogido bajo, con raya al lado y ligeras ondas.

El maquillaje, suave, marcando su mirada. Y como joyas, unos llamativos pendientes de la firma Bvlgari en forma de lágrima.

A su lado, el rey Felipe, muy conjuntado con el estilo de la Reina, ha escogido esta vez el uniforme de la Armada en tono azul marino.

Un estilo sobrio frente al floreado de la reina Sofía.