«Me tiene un poco angustiado y no sé muy bien cómo actuar», ha afirmado el hijo de Isabel Pantoja.


Preocupa el estado de salud de doña Ana, la madre de Isabel Pantoja, hospitalizada desde hace unos días en el Hospital Universitario Puerto Real de Cádiz con pronóstico grave. La artista está viviendo estos difíciles momentos totalmente alejada de su hijo, Kiko Rivera. El DJ se ha pronunciado públicamente sobre el tema a través de sus redes sociales donde ha confesado tener un total desconocimiento de cómo se encuentra uno de los pilares de su vida.

© Redes sociales.

«Sois muchos los que me estáis preguntando por el estado de salud de mi abuela. Yo no lo sé. Ya sabéis que no me hablo con mi familia», ha afirmado en un vídeo que ha compartido en su perfil de Instagram. Ha reconocido que por el momento nadie le ha puesto al corriente del asunto y que se ha enterado por los medios del ingreso. «Me tiene un poco angustiado y no sé muy bien cómo actuar». Aunque no ha entrado en más detalles, sí que ha explicado que había hablado con su prima Anabel.

El DJ ha prometido hacer todo lo posible por enterarse de cómo evoluciona su abuela, aunque no ha sido halagüeño con su pronóstico: «Vamos a ver si nos podemos enterar de alguna manera más certera aunque parece ser que la cosa está como está. No sé qué deciros. Es una situación muy extraña». Doña Ana, de 90 años, ha estado delicada de salud en los últimos tiempos. Cabe recordar que a finales de 2019 también precisó pasar unos días en el hospital. Como lo ha hecho siempre, Isabel Pantoja permanece a su lado, muy pendiente de ella.

Un momento familiar complicado

El pasado viernes saltaba la noticia del ingreso de doña Ana en un hospital cercano a Cantora. Kiko Hernández informaba en ‘Sálvame’ de esta hospitalización con pronóstico grave de la matriarca del clan. Señaló entonces que la artista habría avisado solo a algunos familiares y dijo que había sido él quien había tenido que entablar conversación tanto con Anabel como con Kiko para ponerles al tanto. Esta hospitalización se produce en un momento familiar muy complicado. El DJ lleva desde finales del año pasado sin hablarse con su progenitora después de las declaraciones que realizó en el programa ‘Cantora, la herencia envenenada’. Un punto de inflexión que ha provocado una auténtica guerra en el seno del clan.

Fotomontaje: SEMANA.

Cuando se dio a conocer esta última información, Anabel Pantoja se encontraba en Gran Canaria donde contrajo matrimonio por lo civil con Omar Sánchez de forma íntima. Una celebración que pilló a todos por sorpresa. La sobrina de la tonadillera reunirá a familiares y amigos con motivo de su «sí, quiero» el próximo 1 de octubre en la isla La Graciosa. Su tía ha declinado acudir al enlace al que sí se espera la presencia de Kiko Rivera e Irene Rosales.