El DJ ha llamado al programa para tranquilizar a su prima después de que esta confesara sentir «envidia» de su gesto con Isa, a quien llevará al altar.


Está siendo una semana complicada para Anabel Pantoja. La colaboradora ha empezado su tarde de trabajo en ‘Sálvame’ pidiendo disculpas al equipo de investigación del programa tras haberlos llamado «torpes» al hablar de las joyas que vende en las plataformas digitales. Minutos después de sus lágrimas ante los redactores del espacio, la sevillana ha vuelto a emocionarse en directo al hablar de Chabelita, que se casará con Asraf Beno y será llevada al altar por Kiko Rivera, tal y como ha anunciado esta mañana el DJ en ‘El programa de AR’.

La sevillana ha reconocido que se alegra mucho del futuro enlace matrimonial de su prima. «Estando mi sobrino feliz, a gusto, en su hogar con su madre, yo soy feliz», decía, emocionada y con lágrimas en los ojos. «Jamás puedo decir nada malo de ella… Esta mañana estaba mal. Pero me ha gustado mucho esa llamada. La llamada de mi primo le ha venido muy bien. Ella le da dado las gracias por dar la cara públicamente. Ellos son muy independientes y cada uno».

«De verdad que me he alegrado muchísimo que la haya llamado en directo. Es más, me ha dado envidia. Porque he visto tanto choque de trenes entre los dos. Ese apoyo y esa llamada de ‘voy a estar contigo’ y ‘te voy a llevar al altar’ me ha encantado. Me ha gustado mucho. A ella le he visto un gran cambio. Ella es independiente y muy suya. Yo la respeto a ella como es y ella me respeta a mí como soy, aunque después diga esas cosas que me duelen», añadía.

La petición de Anabel a sus primos: «Me gustaría una palmadita por la espalda por parte de ellos»

Finalmente admitía que tras su alegría por la boda de su prima se esconden también ciertos celos: «De vez en cuando me gustaría una palmadita en la espalda por parte de alguno de ellos. No me refiero con esto a que no lo hagan. Pero cuando esta mañana he visto esa llamada he sentido envidia. No envidia mala. Ha sido envidia sana porque ella estaba ahí en plan voy a celebrar mi boda… y él ha llamado y ha dicho: ‘Voy a llevarte a ti». La sevillana revelaba que espera un reconocimiento público por parte del músico. «Él ya se ha expresado conmigo, me dijo que no tiene ningún problema conmigo, pero después de cinco horas horas aquñi dicendo que yo no había estado a la altura él podía haber dicho eso no es verdad, No la he tenido en mi adicción, pero siempre la he tenido a mi lado.

Ante la confesión de Anabel, Kiko Rivera ha llamado en directo a ‘Sálvame’ para tranquilizarla. «Anabel, ¿qué es lo que te pasa, mi vida?», le preguntaba. Esta contestaba: «Nada, que he visto lo de la llamada de esta mañana y me ha dado envidia sana». El DJ, tajante, le ha dicho: «Te voy a decir una cosa para que te enteres de una puñetera vez. Porque parece ser que no te enteras».

Montaje SEMANA

Cariñoso, ha dejando claro que para él Anabel es una persona fundamental en su vida: «Tú eres parte de mí, siempre. Eres de las personas que más quiero en esta vida. Eres mi prima, eres mi hermana, eres mi amiga, eres todo. No me gusta verte triste. Que yo tenga problemas no significa que sean vuestros. Tampoco pido que estéis conmigo cada minuto. Quiero verte bien. ¡Ya vendrán momentos mejores! Llegarán momentos en los que nos podamos ver. Cuando pase esto de la pandemia, que es una desgracia». Y concluía: «¡Que no os ralléis, que estáis los dos muy susceptibles! No quiero verte triste, cariño mío. Disfruta… ¡y dame un sobrino!».

Kiko Rivera, ilusionado con la boda de Chabelita

Por último, hablaba sobre la presencia (o no) de su madre en la boda de Chabelita. No sabe si decidirá ir, pero esto no afectará en absoluto a su papel como padrino en la ceremonia. «Lo correcto sería que fuese», detallaba. «Voy a la boda de mi hermana porque es mi hermana y tengo que estar ahí. Es una cosa que me apetece muchísimo. Es una obligación ser el padrino de la boda. Da igual quien vaya. Vaya mi madre, vaya Dulce, me da exactamente igual. Yo voy a estar ahí y santas pascuas. En esos momentos hay que apartar los problemas que tú tengas por la felicidad de tu hermana. Es lo correcto y es lo que me apetece hacer».