«Estamos Preocupados», escribía la colaboradora de ‘Viva la vida’ de forma irónica a través de sus historias de Instagram.


Esta noche, Kiko Rivera vuelve a un plató de televisión y se sienta en ‘Sábado deluxe’ para poner fin a todas las especulaciones que hay acerca de su relación con Irene Rosales y los supuestos mensajes que habría mandado a sus espaldas a sus exparejas, Techi y Chabeli. Sin embargo, lejos de estar preocupados, el hijo de Isabel Pantoja y la colaboradora de ‘Viva la vida’ le han quitado hierro al asunto y se han alejado de la polémica dejándose ver juntos y felices junto a Manuel Cortés y Junquera.

Irene Rosales

Kiko Rivera, Irene Rosales y sus dos hijas, Ana y Carlota, disfrutaron ayer de una gran velada junto a Manuel Cortés, Junquera y su hija. En concreto, los dos matrimonios aprovecharon el día y se lo pasaron en grande comiendo un delicioso arroz caldoso de carabineros y langostinos con unas preciosas vistas al Puente de Triana en Sevilla.

«Estamos Preocupados», escribía Irene Rosales de forma irónica a través de sus historias de Instagram. Con estas palabras, la nuera de la tonadillera dejaba claro que hacía caso omiso a todos los testimonios que estaban apareciendo en ‘Sálvame’, confiando así de forma plena en su marido.

Las dos parejas se han refugiado en su círculo más cercano para hacer frente a la polémica que se le ha abierto en la última semana. Con esta comida, está claro que han apostado por las risas y las anécdotas para desconectar de su realidad y hacer que las dos pequeñas permanezcan al margen de todo lo que está sucediendo.

Kiko Rivera hace frente a la polémica

Gracias a las redes sociales del hijo de Raquel Bollo, hemos podido ver a un Kiko Rivera serio, aunque haciendo todo lo imposible para que sus hijas no noten su preocupación. Lo cierto es que el hijo de Isabel Pantoja no está pasando por su mejor momento y así lo ha hecho notar a través de sus redes social al eliminar todas sus publicaciones. Con este gesto, el DJ ha querido dejar claro que va a intentar ponerle buena cara ante esta tempestad y va a buscar el bien de los suyos. «He dejado de dar explicaciones… A fin de cuentas la gente entiende lo que quiere entender», «No estoy tan bien como yo quisiera… Pero no tan mal como otros desearían. Sigo aquí luchando por mi y por lo que quiero y os aseguro que de brazos cruzados no me quedo», «Defiende tu derecho a pensar porque incluso pensar de manera errónea es mejor que no pensar», ha escrito en sus redes sociales de forma reciente.

Toda una declaración de intenciones en las que Irene Rosales no se ha quedado callada y ha expresado el amor que siente hacia su marido con un «Te quiero» en todas y cada una de sus fotos. Habrá que esperar a su esperado testimonio en ‘Sábado deluxe’, aunque a juzgar por las imágenes que nos han dejado en sus redes sociales, todo parece indicar que el matrimonio sigue igual de feliz que siempre.