El sevillano se sentará de nuevo en un plató de televisión en ‘Cantora, la herencia envenenada’. Allí será informado en directo sobre los detalles del legado de su padre.


Esta tarde, ‘Sálvame’ arrancaba con una prometedora promesa para la audiencia del programa. «Damos la noticia del año y del siglo sobre el clan Pantoja», anunciaba Jorge Javier Vázquez. «Se va a dar una noticia en este plató que va a poner boca abajo España. Es una noticia que llevábamos mucho tiempo deseando dar». La «bomba» en cuestión tiene que ver con Kiko Rivera.

«Quiero que toda España y parte del mundo que nos está viendo preste atención. Lo que viene a contar David Valldeperas es una verdadera arma atómica». El director del programa explicaba: «Llevamos una semana trabajando sobre la herencia de Paquirri. Se ha hablado mucho sobre esta herencia. Durante 36 años se han contado cosas, unas son verdad, otras son mentira. Un equipo de 10 personas se ha puesto a investigar. Vamos a poder demostrar si se ha podido cumplir la última voluntad de Paquirri. Creíamos que se había cumplido ‘grosso modo’.

Kiko Rivera reaparece en televisión tras estallar la guerra contra su madre

«Entre todo lo que hemos ido descubriendo nos faltaba algo. Por fin vamos a contar la última voluntad de Paquirri y si realmente se cumplió lo que él quería. Se lo vamos a contar a la audiencia y a Kiko Rivera, que va a estar en el programa», ha detallado Valldeperas. El sevillano se sentará de nuevo en un plató de televisión. Será en el especial: ‘Cantora, la herencia envenenada’ donde se informará, personalmente y en riguroso directo, sobre el legado de su padre. Se va a enterar en directo de muchas cosas «y podrá sentarse a pensar qué va a hacer», ha destacado el periodista.

GTRES / @riverakiko

David Valldeperas ha explicado que «Paquirri quería cambiar el testamento». Es algo que le ha contado el hijo de uno de los albaceas del torero, Antonio Escámez. «Se lo pidió expresamente a su padre. Quería cambiarlo porque se había enterado de algo que había dicho y hecho Isabel Pantoja y eso le hizo caer en una decepción». Asimismo, ha destacado que «es probable que (Kiko) se derrumbe en directo. Él tiene cierta intuición de que algo ahí no cuadre. Las cosas no son como él pensaba ni como se las han contado».

David Valldeperas: «Cuando escuche todo lo que tiene que escuchar van a tener una reunión muy larga en Cantora»

En el plató de de ‘Cantora, la herencia envenenada’, el andaluz se va a reencontrar con su primo, Canales Rivera. «Ahora tendrá hilos de dónde tirar. Otra cosa es que pueda hacerlo. Es que incluso Fran y Cayetano podrían reclamar. Ahora no hay comunicación con su madre y se está enterando ahora de una serie de historias… Cuando escuche todo lo que tiene que escuchar van atener una reunión muy larga en Cantora. Le preguntará: ¿Por qué hiciste esto?», concluía el director de ‘Sálvame’. «Después puede entrar a matar o quedarse y negociar con su madre».

GTRES

La noticia de la reaparición de Kiko ante las cámaras de televisión se produce el mismo día que Isabel Pantoja ha emitido un comunicado defendiéndose de las acusaciones de su hijo y anunciando que tomará medidas legales sobre todo aquel que hable de ella o dude de su buen hacer. Pero aún hay más: la cantante se plantea incluso desheredar a su hijo. Con esta misiva, la sevillana quiere zanjar el aluvión de informaciones sobre su guerra con Kiko, que considera «simples rumores no contrastados».

Kiko Rivera también ha vuelto a pronunciarse sobre su enfrentamiento con su madre esta tarde. Lo ha hecho a través de Rafa Mora, quien ha hecho llegar sus palabras a la audiencia de ‘Sálvame’. «La relación con mi madre está muerta, es irreparable», ha hecho saber el DJ al colaborador. «No se arrepiente, no se retracta ni una coma”, ha recalcado el valenciano. El músico lleva tres semanas muy intensas, en las que no ha parado de lanzar declaraciones muy punzantes. Parece claro que, al destapar la caja de Pandora, Kiko Rivera ha puesto en marcha un tren que ya no puede detener. Enfrentarse tan duramente contra su madre ha hecho tensar tanto las cuerdas que la cantante no ha dudado en mover ficha. Llegados a este punto no está dispuesta a seguir callando.