Aunque con ocho horas de retraso, el colaborador de ‘Sálvame’ está feliz de cómo ha salido de la operación y no ha dudado en mandar un mensaje a su novia y a sus hijos.


«Parece que la intervención, con un retraso de 8 horas, ha salido bien. Muchas gracias a todos por vuestro interés y cariño, especialmente a @martalopezalamo y a mis hijos. 💪❤️💪❤️💪», escribía Kiko Matamoros después de haber sido intervenido de nuevo tras sus vacaciones de verano. El colaborador de ‘Sálvame’ ha querido agradecer los mensaje de apoyo que ha recibido en las últimas horas.

Pero aprovechando este mensaje, Kiko ha querido mandar una dedicatoria de lo más especial a su principal apoyo en estos momentos, su novia Marta López, que no se ha separado de él en ningún momento. Además, no duda en adaptar su agenda con el fin de acompañarlo siempre a las consultas médicas y a los ingresos. Tampoco ha pasado por alto la atención que han tenido sus hijos con él en todos estos meses.

La intervención ha ido perfectamente, aunque según él mismo confiesa, entró ocho horas más tarde al quirófano. Ha preferido no desvelar el motivo, pero lo cierto es que está feliz de poder estar ya en la habitación. Tan solo desea que todo se desarrolle con normalidad, sin complicaciones, para volver a la normalidad lo antes posible.

En esta publicación, Kiko Matamoros ha recibido numerosos mensajes felicitándole. Entre las personas anónimas, han destacado los mensajes de rostros conocidos: «En nada estás de vuelta bro. #thekingisback«, le escribía su gran amigo y compañero Rafa Mora. «Me alegro mucho campeón. Abrazo enorme!!!», le dedicaba el reportero Kike Calleja.

Marta López, que le acompañó al hospital a primera hora de la mañana, compartía la misma imagen con un mensaje en el que hacía públicas sus ganas de que Kiko se recuperara y estuviera al 100% de nuevo: «my ❤️ @kiko_matamoros No sabes las ganas que tengo de disfrutarte y de disfrutarnos. Pruebas superadas, ¿No? 💥», escribía.

Marta López no se ha separado de él en ningún momento

Vuelve al hospital

Después de haberse ido de vacaciones para disfrutar del relax y la desconexión, el colaborador de ‘Sálvame’ confirmaba que tenía que volver a pasar por el quirófano este jueves. SEMANA te mostraba en EXCLUSIVA todas las imágenes de su ingreso en el hospital Quirón de Pozuelo de Alarcón en Madrid el pasado jueves.

A la entrada al hospital Kiko Matamoros se encontraba con la prensa, que no dudaba en desearle lo mejor en esta nueva intervención: «Bueno, estoy esperanzado tal vez, animado poco», explicaba a Europa Pess antes de entrar en el hospital cuando está pasando por una de las etapas más delicadas de su vida.

A pesar de que no está muy animado, el colaborador espera recibir el alta hospitalaria este próximo viernes: «Bueno pues es una intervención técnicamente complicada, pero muy poco invasiva, entonces creo que mañana podré salir por la misma puerta», apuntaba. No ha dudado en confirmar que ha perdido mucho peso tras los achaques de salud: «Me he quedado en el chasis sí…», decía antes de agradecer el apoyo de los medios de comunicación.