Jorge Cadaval no pudo subirse al escenario y es que estaba ingresado en un hospital a consecuencia de un cólico nefrítico por el que tuvo que ser operado. Aún no se le ha ido el susto del cuerpo, pero al menos su marido le ha sabido dar una buena noticia


El pasado fin de semana, Los Morancos tenían una cita programada en su agenda con su público en la plaza de toros de Sanlúcar de Barrameda, Cádiz. Sin embargo, a escasas horas de tener lugar el encuentro entre los humoristas y sus fans, desde la organización del evento se vieron obligados a anunciar que el espectáculo debía ser suspendido. Se alegaban “problemas de salud”, lo que mosqueó mucho a sus seguidores, conocedores de que los hermanos Cadaval son muy responsables con el trabajo y que ni tan siquiera la pérdida de seres queridos, como fue en el caso de sus hermanos, les hizo bajarse del escenario. Es por eso que entendían que algo grave habría sucedido si finalmente no pudieron levantar el telón para divertir al público como tan solo ellos saben. Ahora se ha conocido el motivo de la suspensión del show: Jorge Cadaval ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente con carácter de urgencia.

Ante el revuelo generado y por la preocupación creciente entre sus seguidores, Jorge Cadaval se vio obligado a aclarar en qué consistían esos alegados “problemas de salud” que le impedían subirse a los escenarios como tanto le gusta: “Todo el mundo me pregunta por el tema de salud de Sanlúcar de Barrameda. El responsable soy yo, me dio un cólico nefrítico que no os imagináis el dolor que hace una piedrecita ahí metida. Pero que no era una piedrecita, era toda la casa de Los Picapiedra entera en el riñón la que tenía yo. He ingresado en el hospital y desde aquí decir gracias al personal del hospital Infanta Luisa de Triana, que se ha portado conmigo maravillosamente. Me ingresaron, me operaron y me quitaron la piedra”, confesaba Jorge Cadaval, que no quería que la preocupación de sus seguidores fuese a más tras la cancelación de su último espectáculo.

Por lo que se desprende de sus palabras, Jorge Cadaval ya se encuentra fuera de todo peligro y tan solo con el susto en el cuerpo tras los fuertes dolores que supone un cólico nefrítico. El humorista ya ha recibido el alta hospitalaria y se encuentra en casa a la espera de recobrar fuerzas y poder subirse de nuevo a los escenarios junto a su hermano César, la otra mitad de Los Morancos. Y es que el cómico tiene firme intención de cumplir con los fans que se quedaron sin su dosis de humor en Sanlúcar de Barrameda, a los que guarda un especial cariño, al encontrarse cerca de Rota, lugar en el que él y su familia emplaza su disfrute en vacaciones de verano.

Un susto acompañado de una buena noticia

Mientras que Jorge Cadaval se recupera del susto sufrido tras ser intervenido de urgencia por un cólico nefrítico, su marido, Ken Appeldorn, tenía un motivo para celebrar. Después de veinte años en España, donde vino a vivir con la única intención de aprender el idioma, ya puede considerarse uno más y es que acaba de estrenar su propia casa en Triana. Ha tardado mucho en establecer un nido fijo en el país que le ha acogido con los brazos abiertos, aunque desde que conoció a Jorge Cadaval no le ha hecho falta otro techo, pues el humorista se convirtió en su hogar y todo los suyo estaba a su disposición.