Isabel Pantoja sorprende en su reaparición ante los medios

Una mascletá y fuegos artificiales pusieron el broche de oro a la inauguración de la nueva sede de Sesderma celebrada este viernes. Isabel Pantoja había acudido como madrina y como tal ejerció durante toda la jornada, sin embargo, si tras aquel espectáculo pirotécnico la tonadillera creía que había terminado su papel protagonista, estaba muy equivocada. Lo mejor estaba por llegar. Por delante una cena amenizada por varias actuaciones musicales que llevaron a Isabel al éxtasis.

[Un susto, un Padre Nuestro y una espantada marcan la reaparición estelar de Isabel Pantoja]

4Una cena con más de 800 invitados

Como parte de los fastos llevados a cabo por Sesderma para dar a conocer sus nuevos horizontes, el doctor Gabriel Llano organizó una gran cena con más de 800 invitados que de nuevo tenía a Isabel como madrina. La cantante se sentó a la mesa como una más, cenó ensalada, carpaccio y merluza y tras los postres demostró porqué instantes antes su amiga Cristina Tárrega había dicho de ella que era Isabel la de siempre, la auténtica.

3Su amigo Juan Gabriel, siempre en la memoria

Tal y como pudo ver SEMANA, que fue testigo de excepción de todo lo que ocurrió en esa cena, cuando el doctor Serrano agasajó a su invitada con un grupo de mariachis que le cantaron algunas rancheras, Isabel se creció y aunque en un primer momento se mostró reticente, finalmente se atrevió a coger el micrófono para interpretar algunos temas. Entre ellos su popular ‘No te aferres’ que quiso dedicar a su amigo Juan Gabriel, fallecido en 2016.

2Isabel pidió no cantar en la inauguración que amadrinó 

Isabel entonó también alguna ranchera, pero antes de hacerlo dejó claro: “Yo no he venido aquí a cantar”. Y es que, según ha podido saber SEMANA, por fuentes próximas a la negociación de su contrato, la artista pidió no cantar durante su labor como madrina de Sesderma. Isabel no quería verse obligada a subirse al escenario, pero finalmente, halagada por el regalo que la firma le había hecho con los mariachis, se decidió a interpretar algunas canciones.

1La emoción a flor de piel

Sin duda fue el momento álgido de la noche. Cientos de personas se arremolinaron alrededor de Isabel Pantoja y aplaudieron con fuerza cuando la artista soltó el micrófono. Aquel gesto, el de cantar, fue para todos una sorpresa. Incluso para ella.