El estado de Isabel Pantoja preocupa a sus íntimos y confiesan a SEMANA que «su estado es delicado». Nos desvelan lo mal que la han visto estos días en los que «no coge el teléfono y no recibe visitas»


Las últimas noticias que llegan a la redacción de SEMANA sobre Isabel Pantoja no son buenas y es que desde su entorno más cercano han mostrado su preocupación por cómo han encontrado a la tonadillera en los últimos días. Las tragedias se superponen en Cantora y la cantante no logra reponerse de los embistes que la vida le está propinando sin descanso. A la ruptura con su hijo, Kiko Rivera, y al distanciamiento del resto de la familia le han marcado dolorosamente a fuego en el alma y le han obligado a “encerrarse en Cantora”, como así cuentan a SEMANA desde su círculo de confianza.

Pero a estas circunstancias se le une la muerte de su madre, Doña Ana, a finales del mes de septiembre y el resurgir de Julián Muñoz, su expareja y ex edil de Marbella, que regresa con una serie documental bajo el brazo para hurgar en el pasado y desvelar datos ocultos de los sucesos que terminaron cuando Isabel Pantoja entró en prisión. Desde entonces su vida nunca fue la misma y en los últimos meses sus penas se han ido acumulando y no levanta cabeza. Tanto, que su entorno está muy preocupado, como así nos han hecho saber.

Isabel Pantoja
Gtres

Lo primero que nos hacen saber desde su círculo más íntimo es que “Isabel Pantoja ha decidido encerrarse en Cantora”. No lo hace tanto por huir del foco mediático y vivir el duelo por la muerte de su madre, la cual le ha terminado por hundir como ya decía Chabelita desde su plató de confianza. “Su estado de ánimo es tan bajo que estamos preocupados”, aseguran a SEMANA alarmados porque la cantante ni tan siguiera da señales de vida: “No coge llamadas y no recibe visitas. Ni siquiera ha permitido que su hija la visite”. Pero esto quizá podría ser entendido teniendo en cuenta por lo que está pasando la cantante esta trágica temporada, pero lo que más preocupa a los suyos es cómo la han encontrado física y emocionalmente: “Su estado de salud es muy delicado. Se encuentra muy débil física y mentalmente. No se encuentra bien”, mantienen con preocupación, dejando claro que “su situación es delicada”.

Aunque Isabel Pantoja ha pasado por mucho estos meses, desde su entorno más cercano confiesan que el peor golpe se lo ha propinado su hijo: “Kiko le ha hundido en la miseria”, sentencian. “Tiene mucho encima, lo de su madre ha sido un palo muy duro, pero era algo que desde hace tiempo sabía que iba a ocurrir, pero lo de su hijo la ha hundido. Eso es algo de lo que no se va a reponer nunca”, consideran con preocupación, a la vez que creen que “su hijo no se imagina el daño que la ha ocasionado”. Un daño que, por mucho que pase el tiempo y que Kiko Rivera trate de enmendar sus errores y acercar posiciones con su madre, ya lo consideran “irreparable”.