No hay día que Irene Rosales salga de casa y no se encuentre a la prensa. Aún así, sigue haciendo su día a día y responde lo que quiere y como quiere cuando le preguntan. La mujer de Kiko Rivera se ha dejado ver este jueves por las inmediaciones de su casa en Castilleja de la Cuesta, Sevilla, momento en el que ha excusado a su marido. Y es que no ha llamado todavía a su tío, Bernardo Pantoja, que se encuentra ingresado en el hospital por un problema de salud.

La que fuera colaboradora de ‘Viva la vida’ ha querido excusar a su marido y no para de justificarlo cuando le preguntan si el dj ha hecho algo para ver cómo se encuentra su tío: «Todavía no ha podido ir a ver a su tío. Yo sé que hizo algunas llamadas, lo que pasa que es verdad que no le cogieron el teléfono y demás, pero es verdad que a mí a Anabel me pasó el teléfono de la mujer de Bernardo y se lo tengo que pasar yo a Kiko para que hablemos con él directamente», explica Irene Rosales para evitar que se busque otra polémica que tenga a su marido como protagonista.

Irene ha querido dejar claro que su marido no pasa por su mejor momento, sobre todo en lo que se refiere a su salud. Y es que la gota le ha vuelto a jugar una mala pasada y está sufriendo las consecuencias. La sevillana asegura que el dj no se encuentra mejor y que solo el tiempo hará que vaya recuperándose: «Sigue todavía con molestias y con la pierna un poquillo coja pero bueno…», dice rotunda.

Irene Rosales vuelve a excusar a su marido en una polémica

Vídeo: Europa Press.

Más allá de sus líos familiares y la soledad que ahora le embarga, Kiko Rivera sufre unos dolores terribles a consecuencia de un brote de gota que no llega a remitir y que se ha alargado durante más de un mes, lo que incluso le imposibilita la movilidad, lo que ha determinado por encerrarle en casa y estar alejado ya no solo de su familia, sino también de su trabajo en el que encontraba consuelo y refugio mental.

Una malísima etapa que Kiko Rivera no afronta en solitario. Y es que a su lado está su mujer, que se ha volcado en cuerpo y alma. Aunque Irene sale de casa para hacer algunos recados y para hacer deporte, lo cierto es que cuando termina todas sus obligaciones vuelve a casa para estar al lado de Kiko y hacerle así menos doloroso este problema de salud.

Lo apoyó también tras la polémica entrevista contra Chabelita

No es la primera vez que Irene saca las garras por su marido. Fue la única que lo hizo cuando Kiko Rivera ofreció una entrevista en contra de su hermana, Chabelita Pantoja. Irene Rosales defendió a su marido, aunque dejó claro que lo que tuviera que decirle lo haría de puertas para adentro, nunca frente a una cámara. Días después, Irene cambió de actitud y dejó claro que entendía la postura de Chabelita. El día después de la celebración de cumpleaños de su marido le sirvió para ver más allá e hizo público que entiende la postura de Chabelita de no querer hablar ni perdonar a su hermano. «Eso es cosa de ellos y entiendo perfectamente los tiempos que se quiera tomar Isa y que quieran tomar entre ellos y entiendo su postura perfectamente así que…», declaraba Irene Rosales.

¿Qué es la gota que sufre Kiko Rivera?

La gota es una forma común y dolorosa de artritis. Produce hinchazón, enrojecimiento, calor y rigidez en las articulaciones. La gota ocurre cuando se acumula ácido úrico en la sangre. El dolor es desesperante.