Kiko Rivera ya ha recibido respuesta a su petición de explicaciones por parte de su madre, Isabel Pantoja: un frío silencio. Así lo cuenta Irene Rosales. Vea el vídeo


El plazo terminó y con ello las consecuencias. Kiko Rivera ya le dejó claro a su madre, Isabel Pantoja, que necesitaba una explicación que arroje luz a sus oscuros movimientos. No entiende muchas de las cuestiones que están cayendo en sus manos ahora que se ha propuesto investigar sobre el patrimonio de su progenitora y por qué ha resultado perjudicado en el reparto de Cantora y otros preceptos de la herencia de su padre, Paquirri. “Tienes 24 horas desde este momento para ponerte en contacto conmigo. Si no es así, voy a tener que tomar las medidas para rendirles y pedirles cuentas de todo lo que hayan hecho a mi nombre”, sentenciaba Kiko Rivera a modo de ultimátum el pasado domingo por la noche en el ‘Deluxe’. El plazo terminó, sí. Isabel Pantoja ha respondido con un frío silencio. ¿Dónde estás las consecuencias?

Vídeo: Europa Press

Sobre esto ha hablado ahora Irene Rosales. La mujer de Kiko Rivera ha dejado claro que Isabel Pantoja no ha levantado el teléfono para ponerse en contacto con su hijo. Ni una llamada telefónica, ni un mensaje de texto y ni tan siquiera a través de su equipo de abogados o una persona cercana a ambos que pudiese mediar. Nada. Así de claro lo ha dejado Irene Rosales al ser preguntada al respecto por las calles de Sevilla por los reporteros de ‘Europa Press’.

Ahora bien, lo que la colaboradora de ‘Viva la Vida’ no ha querido matizar es si este silencio que su marido ha recibido por única respuesta a su petición tendrá consecuencias. Él así lo afirmaba y todo apuntaba a que emprendería acciones legales para dilucidar qué sucedió realmente cuando él cedió sus derechos para que actuasen en su nombre. ¿Se ha reunido ya con sus abogados? Vea el vídeo.