Tras su posado en cueros, la colaboradora ha sufrido secuelas físicas (se ha quemado «el cachete») y se ha enfrentado a sus compañeros por meterse con su aspecto físico.


El pasado martes, Anabel Pantoja sorprendía a la audiencia de Telecinco al posar desnuda sobre la nieve en riguroso directo. La colaboradora, osada y con mucho desparpajo, se atrevió incluso a hacer una ‘semicroqueta’ invernal que dejó a la audiencia y a sus ‘followers’ en las redes sociales. Su proeza ha sido muy aplaudida por sus admiradores, pero también ha habido consecuencias negativas. Ha recibido críticas por ello y hasta tiene ‘secuelas’ físicas de su hazaña ante las cámaras de televisión.

“Se me ha quemado un cachete», ha revelado a sus compañeros. “También se me congestionó, me dio un tirón la ingle izquierda pero vamos estoy bien”, añadía. ”Eso es porque le das poca movilidad”, bromeaba Gema López. “No, yo le doy mucha guapa, pero llevo diez días fuera de mi casa”, replicaba la sevillana. «Todo el mundo ayer diciéndome que cómo había hecho lo que hice. No hice la croqueta porque se me veía la…», comentaba la sobrina de Isabel Pantoja. «Llegué a mi casa, me duché con agua caliente y se me encogió la ingle».

«No estoy embarazada, me sobran algunos kilos de más»

A continuación, la colaboradora aclaraba un comentario que le molestó mucho de su posado invernal. «Otra cosa que tengo que aclarar es que tenía el pinganillo y alguien dijo que si yo estaba embarazada. Antonio Montero me dijo que no había sido él. Me gustaría saber quién lo dijo». Kiko Matamoros, tajante, le contestaba: «Te aseguro que yo no he sido. Es más, ayer me preguntaron por ti y dije un elogio de ti, que me gustó lo que habías hecho».

Anabel Pantoja, muy enfadada, subrayaba: «No estoy embarazada, me sobran algunos kilos de más. Si has sido tú, que lo digas. Si tú no has sido, ¿ha sido Alonso Caparrós?». Matamoros insistía en que él no había hecho comentario alguno sobre su sobrepeso: «Yo dije: parece un Buda, por la posición. ¡Eso es lo que dije!». La sevillana se quejaba: «¡Que yo ayer estuve a -5ºC! Me pareció una falta de respeto viniendo de quien fuera. He tenido muchísimos momentos especiales en este programa… Bueno, que quede claro que no estoy embarazada. Cuando tenga la barriga así lo diré. Esto de momento es el chocolate y la mayonesa».

La colaboradora ha insistido en este tema porque no tolera que nadie se meta con ella, ni con ninguna mujer, por su aspecto físico. «Me llamó esta mañana Antonio Montero preocupado diciéndome que nunca diría eso, que en la vida diría algo así. Hubiera sido quien sea, te puedes meter conmigo. Podemos hacer muchas bromas. Si estoy embarazada, estoy embarazada. ¡Pero que digan que estoy embarazada porque parece que tengo una barriga de cinco meses no me parece bien! ¡Si yo soy la primera que me río! Salí a la nieve para hacer un reto que han hecho los famosos en mi programa! Si alguien dice algo así me duele».

«Hay muchísimas personas con sobrepeso en Mediaset»

Jorge Javier Vázquez intervenía para aclarar que «no fue Alonso Caparrós». Por su parte, Matamoros, defendía su inocencia: «¡Que yo no he llamado gorda a nadie! ¡Que dejes de jugar con eso!». Anabel Pantoja lo acusaba de ser especialmente mordaz y crítico a la hora de valorar el físico de las mujeres en general: «Estás siempre humillando a la gente. Y tú, ¿qué eres, Míster Universo? Miss Universo es tu novia, esa sí», decía. «Las personas que tenemos sobrepeso hay muchísimas en Mediaset».

Telecinco

Tras saber que Alonso Caparrós no había hecho comentario alguno sobre su cuerpo, Anabel pedía disculpas: «Quiero pedirle perdón a Alonso». Kiko Matamoros, por alusiones, le recordaba: «Me has acusado a mí, directamente». En consecuencia, la joven se retractaba de sus acusaciones: «Te pido perdón».

Finalmente se supo quién había preguntado si Anabel Pantoja estaba en estado de buena esperanza al verla en cueros sobre la nieve: fue Canales Rivera. La colaboradora, con los ojos empañados de lágrimas, zanjaba: «A Canales Rivera lo conozco desde que tengo uso de razón, pero jamás me lo he encontrado en persona. Lleva aquí trabajando unos meses y también me podía preguntar: ¿Qué tal llevas el embarazo?». Por último, reiteraba sus disculpas a Kiko Matamoros: «Al final yo me caliento. Soy la primera que me río. Pero Matamoros, no era tu tarde y la he pagado contigo». Jorge Javier remataba la resolución del conflicto con un comentario cargado de humor: «Luego os vais a tomar una tapita y ya está».