El joven escribió a su mejor amigo y le hizo prometer que si algo le pasaba contactaría con Alessandro Lequio para darle este mensaje.


«Estaremos unidos para siempre como en tu foto favorita», son las preciosas palabras que ha dedicado Ana Obregón a su hijo, Álex Lequio, fallecido el pasado 13 de mayo tras dos años de lucha contra el cáncer. La actriz y presentadora ha abierto su corazón, una vez más, y ha confesado a sus seguidores una emotiva petición que hizo el joven antes de morir. El destinatario del mensaje no era otro que Alessandro Lequio.

Instagram

«Al final de tu enfermedad escribiste a tu mejor amigo haciéndole prometer que si algo te pasaba le pediría a tu padre que cuidara de mí», ha revelado a través de este  último ‘post’ en el que ha aprovechado para decirle que está cumpliendo con ello. «No te preocupes, mi Aless. Tu padre es mi mayor apoyo. Entiende mi dolor porque es el mismo. Lloramos juntos en silencio porque nos une nuestro inmenso amor por ti que nada separará. Ni tu partida».

Ha acompañado este mensaje de la instantánea favorita del joven, una imagen que aún reposa en la mesita de su dormitorio y donde un pequeño Álex Lequio posa junto a sus dos progenitores, siempre cómplices con él. «Estaremos unidos para siempre como en tu foto favorita», señalaba la actriz. Y concluía de la siguiente forma: «Hasta en este atardecer en el que el dolor ha aprendido a morder. Hasta que nos volvamos a reencontrar».

Instagram

Ana Obregón ha utilizado en los últimos meses su muro de Instagram para rendir un sentido tributo a su hijo. A través de sus mensajes en redes comparte su dolor con todos sus seguidores, manifiesta cómo se encuentra en estos difíciles momentos y siempre tiene presente a su hijo rescatando de su álbum familiar bellas instantáneas como esta última. «Cuando los Recuerdos son el único paraíso del que no podemos ser expulsados», ha sido una de sus sobrecogedoras reflexiones.

Actitud y fortaleza

Como señalaba esta vez, Alessandro Lequio se han convertido en su mejor apoyo. Hace tan solo unos días compartió un divertido vídeo realizado en abril de 2018 en Nueva York cuando pocos días antes les habían dicho que su hijo tenía cáncer. En el mismo, se veía al colaborador afanándose por realizar con poco éxito una tarea doméstica. «Jamás le pidáis a un hombre que guarde la tabla de planchar», bromeaba. Además, agradecía al padre de su hijo hacerla sonreír en el «peor momento de nuestras vidas». 

Foto: Instagram

«Actitud. Fortaleza y sentido del humor de unos padres que siguiendo el ejemplo de nuestro hijo tuvimos hasta el final». Si el joven les dio una auténtica lección de vida sin perder nunca su eterna sonrisa, ellos durante toda la enfermedad se convirtieron en un ejemplo de unión y lucha común que continúan demostrando hoy.